Para el miércoles 28, a las 10:00, la Asamblea Nacional convocó a todos los legisladores a participar en la sesión n.° 800 del pleno, en la que invitó a comparecer a Patricio Carrillo, ministro del Interior; Fausto Salinas, comandante general de la Policía Nacional; Diego Ordóñez, secretario de Seguridad Pública; Paola Flores, secretaria de Derechos Humanos; y a Diana Salazar, fiscal general del Estado, para que expliquen las acciones u omisiones cometidas en torno al caso del asesinato de María Belén Bernal.

Se conoció que la asambleísta Mireya Pazmiño, del ala rebelde de Pachakutik (PK), solicitó al presidente del Legislativo, Virgilio Saquicela, que se convoque a las máximas autoridades del Gobierno, así como a los titulares de la Fiscalía y Policía.

Colectivos feministas realizan una manifestación en Quito tras el anuncio de la aparición del cuerpo de María Belén Bernal. Foto: EFE Foto: AFP

Está previsto también que un día antes, el martes 27 de septiembre a las 15:30, la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional reciba a las mismas autoridades y otras más para que rindan cuentas por la desaparición y asesinato de Bernal.

Publicidad

Además de los funcionarios que citó la Asamblea, figuran en la lista Francisco Jiménez, ministro de Gobierno; Irany Ramírez, directora de la Escuela Superior de Policía; César Córdova, defensor del Pueblo (e); Freddy Sarzosa, director de la Dinased; Juan Zapata, director del ECU911; y Francisco Zumárraga, exdirector de la Escuela Superior de Policía.

La abogada quiteña desapareció el 11 de septiembre cuando ingresó a la Escuela Superior de Policía para ver a su esposo, el teniente Germán Cáceres, quien era instructor de la academia.

Desde ese momento no se supo más del paradero de María Belén Bernal hasta que el cuerpo fue localizado el 21 de septiembre en el cerro Casitagua, a pocos minutos de la escuela policial.

Cáceres es buscado por la justicia como el principal sospechoso. Por su ubicación se ofrece una recompensa de hasta $ 20.000. (I)