Con cinco votos, el Consejo de Administración Legislativa calificó este 27 de agosto la queja presentada por el asambleísta Ricardo Vanegas (Pachakutik) en contra del legislador Fernando Villavicencio (Concertación-PSE).

Los cinco votos fueron de Guadalupe Llori, presidenta de la Asamblea, y Bella Jiménez, segunda vicepresidenta; de los vocales Nathalie Arias (CREO), Johanna Moreira (ID) y Ronny Aleaga (UNES).

El legislador Ricardo Vanegas presentó la queja contra Villavicencio por mancillar su buen nombre y reputación al dar declaraciones a la prensa sobre una supuesta vinculación con el consorcio Oro Negro, una de las empresas corruptas que tienen responsabilidad penal en la Contraloría del Estado.

Vanegas pidió que el CAL aplique una sanción por falta muy grave y se proceda a suspender del cargo por treinta días sin sueldo.

Asambleísta de Pachakutik pide suspender por 30 días al legislador Fernando Villavicencio

Villavicencio afirmó que se declarará en rebeldía y a su criterio es una aberración lo realizado por el CAL, pues la presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, y la segunda vicepresidenta, Bella Jiménez, debieron excusarse de conocer el pedido de Vanegas, debido a que hay animadversión en su contra porque él denunció a las dos legisladoras.

Villavicencio junto con el legislador Bruno Segovia (antes de Pachakutik) denunció a Llori que pretendía adquirir vehículos de alta gama para las autoridades de la Asamblea Nacional. Eso llevó a la titular de la legislatura a calificar a los dos legisladores de “amargados”, y anunció que presentará una queja en contra de Villavicencio por violencia política. Esa queja aún no se ha presentado.

En el caso de Bella Jiménez, el legislador Fernando Villavicencio fue quien presentó ante la Fiscalía General del Estado una denuncia por supuesta gestión de cargos públicos y haber cobrado coimas por puestos en la Asamblea. (I)