Si al obtener el certificado de apoliticismo un ciudadano aparece como afiliado o adherente a un partido o movimiento político sin haber dado su consentimiento, debe iniciar el proceso de anulación de esa filiación, pero no el procedimiento de desafiliación. Asimismo, puede presentar una denuncia ante la Fiscalía General del Estado si considera que se utilizó su información personal de manera irregular.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) presentó este 26 de septiembre la incorporación de nuevos servicios para su página web, con funcionalidades como el “simulador virtual”, para verificar si una organización política cumple con el 30 % de mujeres encabezando listas de candidatos y el 25 % de jóvenes; así como un hipervínculo para que la ciudadanía consulte si está afiliado o es adherente a un partido o movimiento.

Esta renovación contó con un monto de inversión que bordeó los $ 50.000 y se hizo con el aporte de la cooperación internacional, mediante un convenio suscrito con la Fundación Internacional para Sistemas Electorales (IFES) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), que también apoyaron con dos servidores que facilitarán tener repositorios de información más amplios.

Publicidad

Durante la presentación de la nueva interfaz y los servicios, la presidenta del CNE, Diana Atamaint, destacó que este portal es la “carta de presentación” y “una herramienta adicional para mantener informada a la ciudadanía sobre el trabajo” institucional.

Justamente, obtener el certificado de apoliticismo es una de las funciones que esperaba la ciudadanía y que el CNE implementó para cumplir con las recomendaciones de la Contraloría General del Estado, que en informes anteriores observó al organismo porque en la inscripción de partidos y movimientos políticos se concluyó que había firmas ciudadanas con inconsistencias.

Por ejemplo, en su examen especial difundido en el 2020 recomendó al CNE eliminar del registro nacional a cuatro movimientos políticos que obtuvieron su personería jurídica para participar en procesos electorales sin obtener el porcentaje del 1,5 % de firmas necesarias, pues estas tenían irregularidades. Estos eran Justicia Social, Libertad es Pueblo, Fuerza Compromiso Social y Juntos Podemos.

No obstante, Justicia Social y Libertad es Pueblo fueron desaparecidos del registro nacional porque no alcanzaron el porcentaje de votos para mantener su personería jurídica; mientras que Fuerza Compromiso Social, hoy Revolución Ciudadana, y Juntos Podemos, ahora llamado Renovación Total (Reto), ratificaron su existencia con recursos contenciosos que fueron tramitados por el Tribunal Contencioso Electoral (TCE).

Publicidad

En todo caso, el consejero José Cabrera reconoció que este mecanismo se hizo justamente para cumplir con las recomendaciones de la Contraloría, por lo que el “CNE venía analizando la parte legal y técnica”. Y añadió: “En este caso, aprovechando que se estaba diseñando una página web, se implementó este servicio, y cumplimos lo que ha solicitado la ciudadanía y la Contraloría”, reflexionó.

El consejero aclaró que, cuando un ciudadano obtiene su certificado de apoliticismo y aparece como afiliado o adherente sin haber dado su consentimiento, debe solicitar la anulación de ese proceso, pero no la desafiliación.

“Si después de verificar su información en la página web aparece como afiliado o adherente, el ciudadano tiene que acercarse a las instalaciones del CNE y solicitar su formulario para desafiliarse o anular. La diferencia entre pedir la desafiliación y la anulación es la siguiente: si un ciudadano pide la desafiliación, está asumiendo que en algún momento sí fue afiliado, que sí dio su firma y que ahora quiere desafiliarse de cualquier organización; en cambio, la anulación se refiere a que una persona dice: ‘Yo no firmé ni he autorizado el uso de mis datos’. Incluso, con ese certificado, la persona puede acudir a la justicia ordinaria y denunciar que se ha utilizado su información”, detalló Cabrera.

La presidenta Diana Atamaint aseguró que hubo la voluntad política para habilitar este servicio, pero faltaba presupuesto. “La página web del CNE estaba obsoleta, y ahora eso quedó en el pasado, pues hay servidores que soportan la carga de la información”, anotó, y recordó que esto se implementó con recursos de la cooperación internacional ante la falta de recursos propios.

Publicidad

Añadió que esta será una herramienta que permitirá al Consejo “transparentar la base de datos”; y que, si una persona cree que han utilizado su información sin su consentimiento, puede presentar una denuncia en la justicia.

Aún se desconoce cuántos ciudadanos han descargado su certificado de apoliticismo y cuántos aparecen como afiliados o adherentes.

Diana Atamaint tampoco precisó cuántas firmas ciudadanas están comprometidas en la inscripción de los 279 partidos y movimientos políticos existentes en el país. (I)