Pese a que el pleno de la Corte Constitucional (CC), entre la mañana y tarde del lunes último, analizó por varias horas el informe realizado dentro de la acción extraordinaria de protección presentada por Álvaro Román, vocal suplente del Consejo de la Judicatura (CJ), quien asegura que se le ha vulnerado el derecho a la seguridad jurídica en dos fallos y, de esa forma, no le han permitido asumir la presidencia de la Judicatura, los jueces constitucionales no adoptaron ninguna decisión.

Aún no existe una fecha tentativa para la realización de la plenaria en la que se continuarán las deliberaciones sobre un caso por el que se dio el 8 de septiembre pasado una audiencia por casi dos horas ante la jueza sustanciadora de la causa, Carmen Corral, y el resto de magistrados constitucionales.

En la audiencia de inicios de septiembre se escucharon los argumentos de la defensa de Román, Alexander Barahona; de los accionados, Paúl Narváez, juez de primer nivel que negó la acción de protección de Román; Carlo Carranza, en representación del Tribunal de Apelación de la Corte de Pichincha que negó en fase de apelación la acción de protección de Álvaro Román; Pablo Chávez, del CJ; Karola Samaniego, de la Procuraduría General; y, como tercero interesado, Ernesto Albán, abogado que acudió en nombre del presidente y del pleno de la Corte Nacional de Justicia (CNJ).

Publicidad

Corte Constitucional escucha por dos horas en audiencia los argumentos frente a la disyuntiva por la presidencia del Consejo de la Judicatura

Básicamente lo que resolverá la CC es quién se hará cargo de la presidencia de la Judicatura en reemplazo del presidente temporal, Fausto Murillo, quien fue definido el 3 de febrero pasado por el pleno del CJ. La designación se dio con base en el segundo inciso del artículo 262 del Código Orgánico de la Función Judicial, que señala que el pleno del CJ “será presidido por el delegado del presidente de la CNJ y, en caso de ausencia o impedimento de este, por su alterno. En caso de ausencia o impedimento de ambos, por el miembro que designe el pleno”.

La solicitud hecha por Román fue interpuesta en la CC en mayo pasado, tres meses después de que renunció a la presidencia del CJ María del Carmen Maldonado, de quien él era su vocal suplente. Desde ese 2 de febrero pasado y ante esa renuncia, Álvaro Román mantiene la tesis de que él debe ser titularizado como presidente de la Judicatura.

Para Barahona, lo correcto en este caso es que se defina que su representado ocupe la presidencia de la Judicatura, pues es legalmente el vocal suplente de quien ocupó la presidencia de la Judicatura y renunció. Espera que la decisión de la CC sea reconocer el legítimo y constitucional derecho que le asiste a su cliente, quien fue designado suplente de Maldonado en el 2018 por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) transitorio.

Publicidad

Álvaro Román: Yo no busco el cargo, yo busco que la Constitución y la ley se respeten

Murillo recordó que el 3 de febrero pasado, cuando asumió el encargo temporal, ya aclaró que no ha buscado ni ha ambicionado ser presidente del CJ, sino que lo que hizo fue asumir la responsabilidad que el pleno del CJ decidió darle. “Esperamos que la CC resuelva lo que corresponda. Y Fausto Murillo, como vocal titular y temporalmente ejerciendo la presidencia, sabrá acatar las decisiones jurisdiccionales y mucho más las decisiones de la CC”.

De aceptarse la acción extraordinaria de protección, Álvaro Román quedaría como presidente del CJ y como vocales Fausto Murillo, Maribel Barreno, Juan José Morillo y Xavier Muñoz. Se creería que la presidencia de Román estaría vigente hasta que el CPCCS analice la terna enviada por el presidente de la Corte Nacional, Iván Saquicela, el cual sostiene que el CJ no puede seguir siendo representado por un vocal que proviene de una fuente distinta a la CNJ. (I)