El asambleísta Eckenner Recalde, este 6 de octubre, abandonó las filas de la Izquierda Democrática y pide a la Fiscalía General del Estado y al Comité de Ética de la Asamblea Nacional investigar a los legisladores de su antigua bancada de la lista 12 que han gestionado cargos en el Gobierno nacional.

El 15 de septiembre pasado, su excoidearia Johanna Moreira pidió al Comité de Ética de la legislatura que investigue a Recalde porque presuntamente pedía cuotas económicas a los funcionarios de su despacho.

Asambleísta Eckenner Recalde asegura desconocer audios que lo involucran en presunto cobro de dineros

Recalde se desafilió de la Izquierda Democrática después de permanecer 35 años en esa tienda política y anunció que no permitirá que su nombre sea pisoteado por sus excompañeros de bancada, pues aseguró que sin que le hayan permitido el derecho a su defensa lo llevaron hasta la Fiscalía. Que no le sorprendería que la dirigencia de la ID pague pautas para generar acciones en su contra.

Que desde este 6 de octubre será asambleísta independiente y que junto con su grupo de abogados iniciará las querellas penales en contra de Alexandra Mayanquer (exasistente de su despacho) y Francisco Ortuno (exasesor nivel 2), por haber falseado audios que pretenden vincularlo a un proceso que no tiene “ni pies ni cabeza”. Estos audios están editados y sacados de todo contexto, recalcó.

Eckenner Recalde afirmó que por la honra de su familia no puede seguir en un partido político que se encuentra secuestrado por un grupo de dirigentes oportunistas a quienes dijo se los debe investigar.

“Exijo a la Fiscalía General del Estado y al Comité de Ética de la Asamblea Nacional que revise las vinculaciones de los asambleístas de la Izquierda Democrática que han gestionado cargos en el Gobierno nacional”, resaltó Recalde ante la prensa.

Emplazó a los dirigentes de la ID a que digan al pueblo ecuatoriano que buscan quitarle la curul para entregarla a la alterna Karina Suasnavas, para quien “he comprobado que mis excolaboradores laboraban directamente y que hoy deberán enfrentar acciones penales por generar un escándalo que será probado ante la justicia y ante el Comité de Ética, que tiene todos los tintes de persecución política”.

Recalde denunció que hasta el momento, Alexandra Mayanquer no ha devuelto las claves de las redes sociales como tampoco Francisco Ortuno. Ellos fueron separados porque “son la piedra angular de una forma perversa de tenderme una trampa de injurias”, dijo.

El representante de Pichincha exigió que se investigue al presidente de la Izquierda Democrática de Pichincha y actual coordinador de la bancada, Alejandro Jaramillo, quien “fungiera de vicepresidente y accionista de una aerolínea vinculada con el tráfico de migrantes y colocación de maletas de material ilegal”. (I)