Volver a tramitar la ley de inversiones, pero modificando el texto que fue negado hace cinco meses por el Parlamento, será la prueba de fuego que tendrá la nueva Asamblea Nacional presidida por Virgilio Saquicela, en el marco del diálogo con el Gobierno.

Los jefes de bancada se reunieron, este 2 de agosto, con el presidente de la legislatura para definir la hoja de ruta de este diálogo y acordaron que hasta el jueves designarán a sus delegados para conformar una mesa técnica con poder de decisión que estará acompañada de asesores, que sería el primer filtro en los textos de aquellos proyectos de ley que deberá aprobar el pleno y luego el Ejecutivo sancionarlos.

En la reunión participaron los legisladores Juan Fernando Flores (BAN), Esteban Torres (PSC), Marlon Cadena (ID), Pabel Muñoz (UNES) y Sofía Sánchez (Pachakutik), quien estuvo conectada virtualmente.

Publicidad

Asamblea Nacional define la hoja de ruta de la agenda legislativa y el diálogo con el Gobierno

Tras la reunión, Saquicela reveló que entre los jefes de bancada acordaron que el diálogo con el Ejecutivo debe partir con el tema de la ley de inversiones, para lo cual se deberán establecer consensos mínimos que puedan facilitar la aprobación en la Asamblea Nacional.

“Estamos convencidos de que este camino que iniciamos va a ser fructífero y que vamos a llegar a acuerdos que posibiliten coincidencias entre el Legislativo y Ejecutivo, y con ello podamos dar las leyes que requiere el país”, destacó Saquicela, quien dijo que con esta iniciativa se pretende evitar que los proyectos de ley aprobados por el Parlamento sean vetados.

El diálogo con el Ejecutivo sería la próxima semana a más tardar el miércoles, cuando se podrá definir una hoja de ruta cierta para que conozca el país.

Saquicela anunció también que se remitirá al presidente de la Corte Nacional de Justicia, al defensor del Pueblo, al defensor público y al presidente de la Corte Constitucional con quienes aspiran a dialogar respecto del marco legal del Ecuador como el Código Orgánico Integral Penal (COIP), que deben ser regulados para enfrentar el problema de inseguridad.

Publicidad

Los delegados de las bancadas a la mesa de diálogo tendrán poder de decisión para llegar a acuerdos mínimos en el momento de definir textos como la ley de inversiones. El primer ensayo de este proceso de diálogo será la ley de inversiones que fue negada y archivada el 24 de marzo pasado por parte del Parlamento.

En la ley de inversiones se acordó que el libro I referente a reformas al Código Monetario no se incluiría en el nuevo texto que se analizará en la mesa antes de remitir el proyecto.

En torno a fiscalización, Saquicela dijo que prevalecen los puntos de vista políticos, pero que se procesarán las solicitudes de interpelación conforme estas ingresen y se califiquen. Al momento la Asamblea tramita el juicio en contra de tres vocales del Consejo de la Judicatura y luego vendrán dos procesos en contra de los consejeros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social. No se cambiará el orden de prelación.

El asambleísta Juan Fernando Flores, de la Bancada Acuerdo Nacional (BAN), resaltó que el trámite de la ley de inversiones será el eje central de este diálogo con el Ejecutivo.

Publicidad

“Para nosotros la mesa de diálogo debe tener una agenda única, transparente y cesar cualquier persecución contra los legisladores y establecer un tema político que permita tener buenos resultados”, alertó Flores.

Insistió en que la agenda que se defina debe ser de país, no individual ni partidista ni electoral, sino responder a las necesidades de los ecuatorianos, de lo contrario quedará en la buena voluntad. El Gobierno estará presto a ello, anotó.

El representante de la bancada Unión por la Esperanza (UNES), Pabel Muñoz, resaltó que no debería haber ningún divorcio entre la agenda legislativa y esta comisión mixta Ejecutivo-Legislativo que revisará los temas que el Ejecutivo analizaría. Es deseable que los temas que se aprueben a nivel del Parlamento no sean vetados por el Gobierno.

UNES se sentará en esa mesa de diálogo con principios claros, pues se habla de un tema de inversiones que son necesarias para el país, pero eso no debe llevar al Ecuador a renunciar principios de soberanía económica, pues se habla de un tema de empleo, pero la bancada UNES no está de acuerdo en que haya un doble régimen de empleo, porque eso significaría despedidos.

Publicidad

El coordinador del bloque del PSC, Esteban Torres, explicó que esta iniciativa de entablar un diálogo significa que los dos sectores puedan encontrar puntos medios para de alguna manera aprobar leyes y se ha mencionado un primer globo de ensayo como el trámite de la ley de inversiones, pero no como se la propuso inicialmente y que fue negada en la Asamblea.

Comentó que este nuevo texto podría contener el capítulo sobre las alianzas público-privadas, la digitalización, pero se excluiría el libro más complejo y polémico como el Código Monetario.

Operativamente este acuerdo por el diálogo crearía un espacio para que las iniciativas de ley ingresen al Legislativo y cuenten con la participación de las bancadas políticas y los asambleístas independientes, para que no nazcan los proyectos, pues esta mesa cumpliría una especie de filtro. (I)