El presidente Guillermo Lasso sumó una quinta consejería ad honorem a su gabinete, denominada de Inversiones y Alianzas Público-Privadas, y estará a cargo de Roberto Salas Guzmán.

El pasado 5 de agosto, Lasso suscribió el decreto ejecutivo 150 con el que designó a Salas para este cargo ad honorem. Es decir, que no percibirá remuneración del Estado, no estará sujeto a régimen laboral, siendo considerada una colaboración voluntaria.

Roberto Salas, un ejecutivo que ha dirigido empresas, se encargará del Ministerio de Energía

No obstante, está obligado a cumplir las Normas de Comportamiento Ético Gubernamental, que dispuso Lasso al inicio de su mandato.

Salas tendrá cuatro competencias en sus funciones, como asesorar y recomendar al presidente de la República las “mejores prácticas para atraer, promover, facilitar, concretar y mantener la inversión nacional y extranjera proveniente de la gestión delegada”.

Publicidad

También debe gestionar y mantener reuniones para “promover, atraer, concretar alianzas con inversionistas nacionales y extranjeros para llevar a cabo proyectos de desarrollo nacional”.

Salas, oriundo de la provincia de Esmeraldas, se radicó entre Quito y Guayaquil por sus actividades profesionales. Y Lasso le había propuesto ser el ministro de Energía y Recursos Naturales, pero finalmente no aceptó.

Es economista, graduado en la Universidad Católica de Guayaquil. Y en los últimos años fue CEO (Oficial Ejecutivo en Jefe) del Consorcio Nobis de la empresaria Isabel Noboa; e incluso, en un momento de sus funciones, se convirtió en un holding gestor de inversiones.

Tres de las seis consejerías presidenciales tienen plazos para su funcionamiento

También ha vivido en varios países de América Latina, dirigiendo compañías como Plastigama, Eternit, Masisa.

Posee un MBA de ESADE (España) y de la Universidad Adolfo Ibáñez (Chile), país en donde residió. Además tiene estudios de gerencia en Kellog Business School de la Northwestern University y en Wharton Business School de la University of Pennsylvania.

El jefe de Estado cuenta con otros cuatro consejeros ad honorem: Aparicio Caicedo para la Ejecución del Plan de Gobierno; para las Políticas Públicas de Vacunación contra el COVID-19, a cargo del empresario farmacéutico Carlos Cueva González.

La consejería para la Lucha Contra la Desnutrición Infantil, dirigida por el empresario Luis Enrique Coloma Escobar; y Juan José Pons para las políticas públicas para la Protección del Sector Bananero. (I)