Una niña de 12 años que salía de su escuela y caminaba a su casa fue secuestrada la tarde del miércoles y durante 15 minutos dos hombres la retuvieron en un auto negro.

La pesadilla se dio cuando la menor caminaba a las 12:30 desde el plantel a una tienda para comprar unas golosinas antes de llegar a su casa, ubicada a unos 60 metros del establecimiento educativo que está en Tungurahua y Callejón Parra, en el sur de Guayaquil.

Llegó a la tienda con sus compañeros y ahí se despidieron. Ella cuenta que al salir de la tienda fue interceptada antes de llegar a su casa.

Publicidad

Cobro de ‘vacunas’ extorsivas se extiende hasta las escuelas de Guayaquil, denuncia alcaldesa

Un hombre con mascarilla y gorra la tomó por la nuca, le dijo que mirara al frente y fingiera que se conocían, al tiempo que se levantó la camiseta y le mostró un cuchillo que tenía en la cintura.

La menor fue subida a un automóvil negro donde estaba otro hombre, cuenta la mamá de la víctima.

“Ella suele llegar máximo a las 12:35, la escuela está aquí, a una cuadra. A las 12:45 salí a buscarla y la profesora me dijo que ya se había ido. Llamé a todos; a sus amiguitos, pregunté a los abuelitos que viven aquí a dos cuadras y llamé al papá, ninguno sabía nada de ella”, dice la madre que estuvo muy preocupada hasta que la vio llegar caminando a las 13:15.

Publicidad

Ocho reos dedicados a cobrar ‘vacunas’ y ordenar sicariatos desde la cárcel están entre 18 detenidos esta madrugada; uno tiene 19 procesos en sistema judicial

A su hija la mantuvieron en el asiento trasero durante unos 15 o 20 minutos dando vueltas hasta que la dejaron abandonada en un parque ubicado en Las Acacias, a unos 300 metros de su casa.

La niña, que suele acudir a ese parque con su familia, supo cómo regresar a su casa y caminó hasta que su madre la alcanzó a ver por la esquina.

Publicidad

“Venía secándose las lágrimas, asustada”, relata la madre que asegura que su hija le contó que le han tocado las piernas y que el hombre que la subió al carro la tenía sostenida del pecho”, dice la mujer.

Ella explica que la llevó a la Fiscalía para que la chequeara un médico y se encuentra bien. No ha sido abusada.

La víctima, que cumplió 12 años hace una semana, contó a su mamá que los hombres solo le gritaban cállate, cállate, María y que al bajarla del carro la amenazaron. Le dijeron que no diga nada, sino la iban a volver a buscar y la mataban.

“Mi hija no se llama María, yo no sé si se confundieron y al darse cuenta de que era otra niña la dejaron en el parque, no sé qué pensar”, comenta la mamá, que espera que la Policía descubra quiénes son esos hombres.

Publicidad

Ella dice que la familia no tiene problemas con nadie.

Por ahora, las autoridades analizan las cámaras de seguridad ubicadas por la zona para identificar el carro en el que iban los sujetos y mantienen vigilado el sector por si van en busca de otra menor.

Justamente, esta semana el gobernador del Guayas, Lorenzo Calvas, lanzó el plan Mi Colegio Seguro para aumentar la vigilancia en los planteles educativos. La presentación del programa se dio a unas pocas cuadras de donde fue secuestrada esta menor.

Serían unos 350 planteles que se van a priorizar en Guayaquil, ubicados en sectores donde hay más violencia. (I)