Por más de 48 horas, César Soto ha permanecido a orillas del río Jubones, en la provincia de El Oro, luego que su hijo de 16 años, Ilker Soto, desapareciera arrastrado por la corriente cuando se divertía con un grupo de amigos.

“He amanecido buscando a mi hijo, pero no lo encuentro. Quiero ayuda; quiero que venga la Marina y se metan en lo profundo”, pidió Soto en medio de lágrimas, desesperado por hallar el cuerpo del primero de sus dos hijos.

Soto, residente de la ciudadela El Bosque, sur del cantón Machala, explicó que su vástago salió desde tempranas horas de su casa. Junto con sus vecinos del barrio tomaron sus bicicletas y pedalearon por 19 kilómetros hasta llegar al puente de La Iberia, límite entre la capital de la provincia de El Oro y El Guabo.

Publicidad

Hallan caleta con droga y municiones en la cárcel de Machala

Los cuatro adolescentes ingresaron al agua y estaban divirtiéndose. Al ir a la zona donde existen piedras, habrían decidido darse el último chapuzón, sin imaginarse que ocurriría una tragedia.

Fue entonces que las correntosas aguas lo arrastraron junto con uno de sus amigos, quien habría intentado ayudarlo, pero no pudo hacer nada, pues se hundió. Luego de esto logró llegar a la orilla, buscando ayuda y llorando desconsoladamente.

Motociclista murió al estrellarse contra el cerramiento de una bananera en Machala

“Lo abracé muy fuerte para evitar que se lo lleve el agua, pero nos hundimos y en ese momento se me soltó”, indicó uno de los adolescentes que estuvo junto a Ilker Soto.

Publicidad

Su padre, al conocer la noticia, se movilizó de manera inmediata al sitio, adonde también llegó personal del Cuerpo de Bomberos que, según Soto, perdió el tiempo y no hizo nada para localizar a su hijo.

“Quiero encontrar el cuerpo y poder despedirlo. No existe comunicación con las autoridades. Me dicen que tal vez su cuerpo fue encontrado en La Puntilla, pero no sé nada más”, añadió. (I)