Derlin Sebastián, de 12 años, falleció en medio de un ataque a bala la noche de este lunes 13 en el barrio Quito, de la parroquia Posorja, perteneciente a Guayaquil.

El hecho se reportó cerca de las 18:00 en la intersección de las calles Guayaquil y la 9.

Según un informe policial, dos hombres dispararon contra de un grupo de personas que se encontraba en una zona conocida como El Puente.

Publicidad

Derlin estaba sentado en una acera jugando con su celular cuando llegaron dos motorizados y empezaron a disparar a los jóvenes que estaban en el sector, relataron los moradores.

Todos lograron correr, menos Derlin, quien fue alcanzado por un disparo en el cuello. Pese a la herida, el niño avanzó unos metros hasta la casa de un amigo, donde cayó desmayado.

Luego, la familia del niño lo subió a una moto y lo llevaron a la maternidad de esa localidad, donde cuentan las tías del fallecido que los médicos hicieron todo lo posible para salvarle la vida.

Publicidad

“Estuvimos viendo como lo reanimaban y llamábamos a una ambulancia para trasladarlo urgente a Guayaquil porque allá no podían hacer más, pero no había ambulancia, estaban lejos o dañadas. Al bebé (Derlin) le dio un paro cardíaco a las 18:31, ya no aguantó; sus pulmones se llenaron de sangre”, explicó una de las tías del niño que llegó a la morgue de Guayaquil junto al padre del niño para poner la denuncia y llevarse el cuerpo a Posorja.

La mamá de Derlin hace poco tuvo un bebé y no pudo viajar, contaron allegaron, que explicaron que la mujer está muy afectada y esperaba en Posorja el regreso de su hijo para velarlo la tarde de este martes.

Publicidad

Equipos de unidades especiales de la Policía levantaron al menos nueve vainas percutidas en la escena.

Aunque la Policía Nacional se negó a dar declaraciones sobre este crimen, se conoció que el sicariato iba dirigido contra un menor de edad que estaba cerca de Derlin.

En Posorja actualmente se da una disputa por territorio para la venta de drogas entre las bandas de Los Choneros y Los Tiguerones.

En lo que va del año en la zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) se han registrado al menos 625 muertes violentas, más del doble de los crímenes registrados en el 2020, cuando se dieron (de enero a diciembre) 290 muertes violentas. (I)

Publicidad