Desde hace algunas semanas las fuertes lluvias causan daños en la vialidad rural de Tungurahua, principalmente en los cantones Baños, Patate, Pelileo y Píllaro, donde se ejecuta el trabajo coordinado de la maquinaria del gobierno provincial y de los municipios.

Eduardo Bayas, director de Vías y Construcciones del Gobierno Provincial de Tungurahua, comentó que en las últimas semanas en Píllaro se registraron fuertes precipitaciones, ante lo cual se hicieron las inspecciones con los técnicos. Se evidenció que hay zonas muy afectadas, como El Censo, en la parroquia San José de Poaló, con daños tanto en las cunetas como en la calzada; también, en la que conduce de Huapante Grande hasta el cantón Salcedo, provincia de Cotopaxi.

Señaló que además del trabajo con maquinaria del Municipio de Píllaro y del gobierno provincial, al ser la vialidad rural responsabilidad directa de la institución de Tungurahua, en los dos sectores del cantón se va a contratar la ejecución de obras de mejoramiento vial, como la construcción de muros de contención, reconstrucción de ciertos tramos de cunetas de hormigón y la reposición de mezcla asfáltica en determinados sectores.

Bayas aseguró que los contratos para los trabajos en la vialidad serán de alrededor de $ 50.000, pero que aparte será por administración directa mediante equipo caminero de las dos instituciones, con lo que toda la inversión será de aproximadamente $ 100.000, y se aspira a que la contratación esté lista en dos semanas.

Además de las fuertes lluvias, los daños en las vías se producen porque no han sido intervenidas en mucho tiempo y la vida útil del asfalto terminó. Por eso, se dará mantenimiento hasta que haya los recursos suficientes que permitan hacer una intervención general global con recapeo en toda la carretera.

Ante las afectaciones en los cantones Baños, Pelileo y Patate hubo una declaratoria de emergencia que posibilitó la contratación de trabajos, como la construcción de alcantarillas metálicas con sus respectivos cabezales, muros de ala, reposición de mesas de vías y se alquiló maquinaria que permitió rehabilitar algunas carreteras.

El funcionario indicó que se contrataron cuatro obras, de las que se terminaron tres y una se concluirá en los siguientes días, para lo cual se tuvo una inversión de aproximadamente $ 400.000, incluido el alquiler de la maquinaria.

De su lado, el alcalde de Píllaro, Francisco Yanchatipán, comentó que ante las graves consecuencias que deja el fuerte temporal en la vialidad del cantón se declaró la emergencia con el fin de contar con los recursos necesarios que permitan enfrentar los daños de manera prioritaria.

Resaltó la coordinación con el Gobierno Provincial de Tungurahua para ayudar con la maquinaria con el fin de solucionar los daños en las zonas rurales del cantón. (I)