Más allá del análisis técnico, hay unos principios que pusieron de manifiesto nuestros jugadores en el partido del pasado domingo que vale la pena resaltar:

1) Madurez: lejos de reclamar por el gol anulado o perder la calma, aceptaron la decisión del VAR, pasaron la página y siguieron jugando con la confianza de que estaban en el camino correcto y que buscarían nuevas oportunidades de anotar.

2) Mesura: a la hora de los goles celebraron, pero con discreción y respeto, sabiendo que estaban frente al anfitrión y les estaban echando a perder la fiesta.

Publicidad

3) Fortaleza: con todas las marcas y faltas cometidas por el equipo contrario, en especial contra el capitán y goleador Valencia, este siguió en la cancha lo más que pudo.

4) Fe y agradecimiento: al final del partido, los jugadores arrodillados, con humildad, señalando al cielo en reconocimiento a Dios por ese momento de triunfo y gloria que saben que no es solo mérito de ellos.

Que vengan más éxitos para nuestra selección. (O)

Publicidad

Sylvia Pareja de Phillips, abogada, Guayaquil