Lo bueno en el feriado de noviembre que tenemos en las narices, sin duda la colada morada y las guaguas de pan.

Encerrados en la cocina, cocinamos mazamorra, si no salimos para comprar, con pan dulce; regresamos a la vivienda para comer, seguros. (O)

Ana Victoria Santos, Durán