Docentes jubilados y activos están reclamando los pagos de los fondos de reservas.

La Ley de Seguridad Social establece que los patronos deben calcular el fondo de reserva anual que deben depositar en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) en favor de sus servidores, sobre el monto total de sus ingresos mensuales, pero desde el año 2000 al año 2010, los colectores de las entidades y de los planteles secundarios solamente calcularon y depositaron el valor de un sueldo básico, sin considerar las compensaciones o los bonos que ganaban los docentes según el escalafón vigente hasta el último año en mención. Por ejemplo, si un profesor ganaba 500 dólares mensuales de sueldo básico y tenía ingresos extras por otros 500 dólares, lo legal era que el fondo de reserva anual por depositar en el IESS debía ser 1.000 dólares, pero se perjudicó durante una década a los afiliados con esa errónea forma de cálculo.

Desde hace varios años los gremios docentes y los profesionales de la educación, algunos en forma individual, vienen reclamando el pago de dichos valores adeudados por el Estado a través del Ministerio de Educación y del Ministerio de Finanzas.

Es hora de que las autoridades solucionen este problema que afecta a miles de servidores educativos. El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social afirma que el problema deben solucionarlo en primera instancia los respectivos ministerios y entregarle dichos recursos para a su vez, el IESS, devolvérselos a los beneficiarios. (O)

José Ignacio Gorotiza Véliz, licenciado educador, periodista, Guayaquil