En Ecuador hay que crear una política de exportación dinámica de conocimiento con campus extraterritoriales o centros más pequeños de investigación.

Las universidades modernas y los sistemas de educación superior que adoptan innovación en ciencia y tecnología son vanguardistas y evolucionan favoreciendo la investigación para impulsar la innovación tecnológica. La investigación debe ser subvencionada por el Estado y tener presupuesto específico. La educación superior en todos los países civilizados es un bien público desarrollado por instituciones públicas, reguladas por órganos estatales.

El modelo de universidades de investigación calificada como columna vertebral de un sistema estratificado de educación superior debe compartir un repertorio común de gestión de gobierno que combine la descentralización con la centralización, potenciando la autonomía de gestión de instituciones públicas, y el control estatal, por otro lado.

Las universidades públicas tienen que usar herramientas empresariales copiadas de organizaciones privadas para hacerse cargo de la gestión de los recursos del Estado.

La creación del conocimiento como fuente de desarrollo tecnológico y económico puede ser una contribución de la educación superior a la sociedad, en estos tiempos de una gran crisis económica. (O)

Jaime Galo Benites Solís, clínico intensivista, Guayaquil