Discutir sobre los asuntos relevantes para la colectividad es lo oportuno en momentos decisivos, para tomar decisiones al respecto. Al Ecuador le urgen correctivos en algunas áreas. Es propicio que sus habitantes analicen cuáles son los problemas acuciantes y sus soluciones.

La consulta popular planteada por el presidente Guillermo Lasso es una oportunidad para ese debate, pero hay quienes señalan que se arriesga a un resultado negativo si la gente utiliza su voto para calificar la gestión del Gobierno como negativa. Esa preocupación podrá despejarse en cuanto se logre tornar como lo más importante el contenido de las preguntas.

En la Grecia clásica se debatían los asuntos relevantes para la ciudadanía en la plaza pública. En nuestros días, cuando las redes sociales son un ir y venir de muchas opiniones, cabe preguntar: ¿cuáles son los asuntos que resultan relevantes para quienes tienen la potestad de votar?

Publicidad

¿Acaso están ya los ecuatorianos buscando información sobre cada una de las preguntas de la consulta popular para decidir si estas aportan a mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos?

Es menester que el contenido de las preguntas de la consulta pase a ser un tema prioritario para la ciudadanía, como en su momento lo fue la preocupación por sobrevivir a la pandemia de COVID-19, que tuvo respuesta con la vacunación masiva.

El enorme desafío que tiene el Gobierno es que al ciudadano promedio le quede claro que la consulta pone en sus manos la decisión de mejorar asuntos relativos a la seguridad ciudadana, a mejorar la designación de las autoridades de control o a mejorar la representación política, entre otros temas relevantes para el pueblo, y que, además, la efectividad de la consulta pasa por la venia de la Corte Constitucional de otorgar el carácter de enmienda a los temas que reciban la aprobación ciudadana. Ayudarán a enriquecer la comprensión de la ciudadanía en torno a las preguntas de la consulta todos quienes saben cómo comunicar y sintonizan con los intereses del Ecuador y su gente. (O)