Conocer cuántos son los habitantes del país y el porcentaje de satisfacción de sus necesidades básicas es la razón principal por la que se realizan los censos. A partir de ese registro y medición, cada diez años se obtienen indicadores demográficos, socioeconómicos y culturales que permiten planificar las políticas para el desarrollo.

Debido a la pandemia de COVID-19 no se pudo efectuar el que correspondía al 2020, pero se lo hará este año. El Octavo Censo de Población, Séptimo de Vivienda y Primero de Comunidades comenzará el 1 de octubre con una primera fase en modalidad virtual y se completará con el censo presencial en las viviendas del 17 de noviembre al 18 diciembre.

Se evaluarán las condiciones de los hogares, de vivienda, niveles de pobreza, de educación, movilidad interna y demás condiciones de vida. También se busca contar con más información de los pueblos y nacionalidades indígenas.

Publicidad

La población en general deberá ser informada de la importancia de participar en el censo y responder las preguntas con la mayor transparencia posible.

En esta ocasión no se recurrirá a los estudiantes para realizar las visitas a los domicilios sino que se empleará a censistas temporales, y la información de las encuestas se recopilará en tabletas electrónicas para mejorar la calidad de los datos y reducir el error humano.

El censo es un asunto de interés y prioridad nacional. La población en general deberá ser informada de la importancia de participar en el censo y responder las preguntas con la mayor transparencia posible.

Explicar las preguntas dando ejemplos de su utilidad puede incentivar al ciudadano promedio a avanzar en el proceso que se prevé realizar vía internet y que espera captar la participación de un 25 % de la población.

Publicidad

Siendo esta la primera ocasión en la que se da la opción de llenar el cuestionario censal a través de un dispositivo tecnológico con acceso a internet, es menester promocionar sus ventajas, las que van desde facilitar el procesamiento de la información hasta ahorrarle tiempo a la ciudadanía y optimizar recursos. Para ello son bienvenidas las guías explicativas que tornen amigable el proceso. (O)