La Constitución del Ecuador establece que los niños y adolescentes de ambos sexos, las personas en situaciones de riesgo y las víctimas de violencia doméstica, sexual, maltrato infantil; recibirán atención prioritaria y especializada en los ámbitos público y privado; pero esto no siempre se cumple.



Los valores en la familia y la sociedad se afianzan con el ejemplo digno de las conductas y obras de sus representantes. Cadena perpetua por abuso y violación para culpables, encubridores...

Publicidad


Federico Lema

El demonio de la corrupción y de la lujuria está en todos los sectores, para muestras botones: de la educación, de la medicina y la ciencia, de profesionales, de la religión (en todo el mundo hay denuncias de abusos), del ateísmo, del político, del deportivo, de la función pública y privada, del laboral (de parte de jefes, compañeros), de la transportación (choferes), del arte, del cine, de la música, de la cultura, de la familia, de las fuerzas del orden y del control, del penitenciario, de la sociedad, de la urbe, del campo, de la ignorancia, del intelectual...

Prevenir aberraciones, con la crianza desde niños, con valores y respeto a la Ley de Dios, con leyes y funcionarios, autoridades no amañados, no deshonestos, no pervertidos. (O)



Publicidad

Graciela de Cobos

Cadena perpetua al abusador, al violador no solo de niños y adolescentes, sino de personas de cualquier edad y sexo. Nadie tiene derecho a tocar ni decir obscenidades a nadie sin su consentimiento. Encubridores, cómplices, y autoridades, defensores, fiscales, policías, jueces, etc., que por dinero ayuden a los culpables de dichos delitos, que reciban la misma sanción.

La violación, abuso, trauma a las víctimas, quienes deben recibir atención médica, sicológica, espiritual, en centros de acogida con personal que las rehabilite física y mentalmente. (O)



Mabel Yépez

Violadores, vayan a la cárcel para siempre, realizando trabajos muy pesados.

Las personas ofendidas, el Estado les dé servicios clínicos, seguimiento, educación en casas–refugios. (O)



Gustavo Vela Ycaza

Son 216.000 niños y jóvenes que han sufrido abuso sexual por parte de alrededor de 3.000 religiosos franceses, en las pasadas décadas. Los niños son las víctimas inocentes del abuso de poder y de autoridad ejercido por quienes se escudan detrás de una sotana para cometer sus vergonzosos actos. Pero esto no es más que punta del iceberg. Ya no es posible ocultar el hecho...

Ahora ya no es suficiente pedir perdón a las víctimas y familiares, sino que los culpables deben recibir un ejemplar castigo. No hay palabras que puedan justificar semejantes actos desvergonzados, ni castigo que sea suficiente para satisfacer las demandas de la justicia. (O)


José Ortoneda

Se necesita una educación correcta para que los menores puedan prevenir abusos y violaciones, y a las víctimas se les puede brindar ayuda específica según la situación o gravedad de cada caso. El Ministerio de Bienestar Social tiene la obligación de hacerlo y trasladar las denuncias a las autoridades competentes para que los infractores sean sancionados con todo el rigor establecido en la ley.

La educación debe iniciarse en cada hogar con el ejemplo y continuar en las escuelas y los colegios con convivencias en las que experimenten qué acciones deberían tomar para no ser víctimas de violadores y para enfrentarse a las vicisitudes que les depare la vida. Sin duda que se requiere un cambio urgente y podría ser el método socrático de hace 3.000 años, que aplicó el sabio Sócrates, en el que los alumnos no permanecían encerrados y las clases se las impartía al aire libre mediante caminatas por lugares importantes, por playas, por campos, etc., y se familiarizaban profesores y estudiantes mientras recibían materias de geografía, física, matemáticas, botánica, zoología, pero especialmente de urbanidad y buenas costumbres. Esto se podrá complementar aplicando el sistema modelo de Singapur, que consiste en priorizar el razonamiento antes que memorizar, cuyos beneficios son integrales y apuntan a impulsar pensamiento estratégico y una buena comunicación asertiva, ya que desarrolla la capacidad metacognitiva matemática e intelectual basada en las realidades cercanas y del aprendizaje; pues estimula al cerebro en forma de desafío para que pueda explorar y los alumnos adquieran rápidamente interés, porque relacionan lo que aprenden con la vida real. (O)