En el parque Clemente Yerovi, conocido popularmente como de la Kennedy, en el norte de Guayaquil, se realizó una feria de adopción en la que 13 perros encontraron un nuevo hogar.

La actividad, desarrollada el último sábado, de 10:00 a 13:00, fue liderada por la Dirección de Bienestar Animal del Municipio de Guayaquil, entidad que se encargó del rescate de los canes y les brindó la atención veterinaria antes de ponerlos en adopción.

Cada uno de los ciudadanos interesados en adoptar a una mascota debieron presentar una copia de cédula y copia de una planilla de servicio básico.

En total se entregaron cinco perros adultos y ocho cachorros de distintas razas, sostuvo el cabildo en un comunicado. “Lo bueno es que la gente está viniendo a darles una oportunidad de vida, está cambiando la cultura, la gente está adoptando más, antes no lo hacía y eso nos ayuda mucho a seguir rescatándolos y ponerlos en hogares”, destacó Shirley Moreno, directora municipal de Bienestar Animal.

Gabriela Reinoso, una de las asistentes, decidió adoptar a una de las mascotas rescatadas. “Ya tenemos algunos (perros) rescatados. A mis niños les encantan y la verdad es que las mascotas ayudan mucho en los procesos de crecimiento y en todo lo que tiene que ver con el afecto y la responsabilidad”, señaló.

Ese día, en paralelo, cuatro personas que infringieron la ordenanza que regula y controla la protección de los animales de la fauna urbana realizaron labor comunitaria, socializando las regulaciones en las inmediaciones del centro comercial Policentro.

Además, tres infractores ayudaron en labores en el Centro Transitorio de Rehabilitación para Animal, ubicado en Flor de Bastión, mientras otros cinco ciudadanos que también irrespetaron medidas a favor de los animales recibieron charlas en torno al tema. (I)