Cristian Sócola Sánchez, de 35 años, murió luego de recibir un impacto de bala en medio de un violento asalto suscitado este miércoles 7 en una zona del golfo de Guayaquil.

La víctima estaba en medio de faenas de pesca cuando fue interceptada por cuatro supuestos antisociales que se movilizaban en otra embarcación para sustraerle la carga de pesca, se indicó.

Los otros pescadores que estaban cerca escucharon las detonaciones y encendieron sus motores para auxiliar a su compañero y seguir a los delincuentes.

El cuerpo de Sócola fue hallado sin vida con una herida en el pecho en su embarcación y tras una persecución de varios minutos los pescadores lograron capturar a tres de los sospechosos. Los detenidos son Vicente Manuel A. B., Vicente Mauricio A. R. y Kenneth Jahir Y. Z.

Los pescadores de Puná cuentan que los siguieron hasta el cantón Balao (Guayas) a bordo de sus pequeñas embarcaciones de fibra de vidrio y que uno de los sujetos ingresó al manglar y se escapó. Aquel individuo sería alias Teresa.

La Policía informó que los sujetos tienen antecedentes por robo, droga y asesinato. Uno de los tres detenidos es menor de edad.

Los pescadores quemaron una embarcación en la que se movilizaban los delincuentes como reclamo a los índices delictivos en el mar.

El hombre asesinado deja a dos menores en la orfandad. Sus compañeros acompañaron a la familia a la morgue de Guayaquil, donde le hicieron la autopsia de ley y retiraron el cuerpo a las 10:00 de este jueves.

Un grupo de pescadores reclamó más seguridad para realizar sus actividades en el golfo de Guayaquil.(I)