GUAYAQUIL

Publicidad

El amargo momento de convivir con diabetes antes de los 40 años: cada vez más gente joven contrae la enfermedad

Este lunes se conmemora el Día Mundial de la Diabetes con diversas charlas en hospitales y centros médicos.

Cada 14 de noviembre se recuerda el Día de la Diabetes. Foto: El Universo

Publicidad

Cuando tenía 25 años se enteró de que tenía diabetes. Eduardo Osmaner no le daba inicialmente importancia a esta enfermedad, hasta que comenzaron a aparecer síntomas.

Publicidad

Con el pasar del tiempo, su capacidad visual fue disminuyendo, los problemas renales fueron apareciendo, así como otras dificultades.

Este funcionario judicial, que actualmente tiene 35 años, refiere que convivir con esta enfermedad ha sido duro por la serie de estudios, por los tratamientos que ha debido pasar y por los cuidados que debe tener.

“A veces, el peor enemigo de uno es uno mismo. El consumo de comidas rápidas, gaseosas, alcohol, tabaco y otros pasa factura a nuestro cuerpo (...). Ilusamente pensamos que por ser jóvenes no existirá consecuencia a futuro”, dice el paciente.

Estas ocho señales te permiten detectar la diabetes para que puedas tratarla a tiempo

En Ecuador cada vez a más gente joven le es detectada diabetes. Muchos de esos casos se configuran por una mala alimentación o por problemas hereditarios. Va desarrollándose silenciosamente, y muchos la descubren cuando el cuerpo comienza a dar reacciones al “exceso de azúcar en la sangre”.

La diabetes es una enfermedad que aparece cuando el nivel de glucosa en la sangre es demasiado alto. La glucosa en la sangre es fuente de energía y proviene de los alimentos.

Publicidad

En los humanos, la insulina, una hormona que produce el páncreas, ayuda a que la glucosa de los alimentos ingrese en las células para usarse como energía. En ocasiones, el cuerpo no produce suficiente o no produce nada de insulina o no la usa adecuadamente, y la glucosa se queda en la sangre y no llega a las células.

Los pacientes diabéticos, dependiendo del avance de la enfermedad, pueden sufrir daños serios, como amputaciones, cegueras, fallas renales y más enfermedades.

Publicidad

Actualmente, este joven profesional mantiene controlada la diabetes con Glucoadvance (500 g de metformina y 5 g de gluberclamida). Toma dos pastillas diarias.

Tras estudios e investigar sobre su situación, este paciente refiere que le recomendaron la operación bariátrica (baipás), pues se disminuye la producción de azúcar en la sangre y se puede controlar la diabetes.

La mala alimentación, en la que se combinan gasesosas y jugos con alto contenido de azúcar y frituras, puede llevar a generar problemas de diabetes. Foto: El Universo

“Por medio de este procedimiento, más aún por los años transcurridos, existe daño en algunos órganos, que pueden ser tratados a tiempo”, dice el paciente sobre el procedimiento que le han recomendado los médicos.

Él ve con preocupación que esta enfermedad no esté visibilizada por el Estado para acceder a un procedimiento bariátrico por medio del seguro social.

Publicidad

“Acceden únicamente quienes poseen la capacidad económica”, indica.

Juan, de 40 años, comenzó a cambiar drásticamente sus hábitos alimenticios este año. Él no toma ni fuma, pero era capaz de tomarse dos gaseosas y un té helado cada día; eso combinado con consumo de frituras.

Como en la pandemia realizaba teletrabajo, el estar en su casa era una oportunidad para tener frecuencias reiteradas de este tipo de comidas.

Su rutina, que llevaba desde los 30 años, se alteró cuando tuvo una pequeña herida que, por más que trataba de curarla, no desaparecía. Entonces fue a un médico y lo primero que le recomendó fue realizarse un examen de glucosa.

Los niveles salieron altos, con colesterol y niveles de triglicéridos excedidos de los límites. Está bajo tratamiento y seguimiento para determinar además sus niveles de insulina.

“Desde joven soy consumidor de colas y jugos. No sentía ninguna anomalía, hasta que una herida no se cicatrizaba. El médico me ha dado la alerta: la glucosa está alta, más arriba de lo normal. Ahora estoy en tratamiento para bajar esos niveles altos y poder cambiar mi hábito de alimentarme”, cuenta.

En el hospital Luis Vernaza, de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, se atendieron 718 pacientes con diagnóstico de diabetes de enero a octubre del 2022.

La doctora María Benegas Moreno, jefa del Servicio de Endocrinología del hospital Luis Vernaza, explica que ahora hay más pacientes con diabetes a edades tempranas; que la diabetes mellitus tipo 1 (adquirida por el tipo de alimentación) generalmente se presentaba en personas ya pasados los 50 años; sin embargo, cada vez llegan más casos con diabetes a temprana edad.

La diabetes, una enfermedad que puede ser prevenida y controlada

“La diabetes hace estrechar las arterias, lo que impide la circulación hacia los órganos; por eso es el daño en todo el cuerpo. Todos los órganos reciben sangre a través de las arterias; si las lesiona, las tapa y va a generar muchísimos daños”, manifesta.

Entre las enfermedades principales que genera la diabetes están la retinopatía diabética, daño cardiaco —puede darle un infarto en cualquier momento—, pie diabético, trombosis, insuficiencia renal y otras más.

Según médicos endocrinólogos, la diabetes mellitus tipo 1 afecta al 94 % de la población de pacientes diagnosticados.

Ella destaca que las cirugías, como manga gástrica y baipás, son alternativas para prevención y sobrellevar esta enfermedad si recién fue diagnosticada; porque, si ya tiene varios años, hay daños generados que no se pueden revertir, solo mantener controlados. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad