Una acción de protección prevén colocar los presidentes de las Federaciones Nacionales de Transporte Terrestre del Ecuador si hasta la próxima semana no se concreta una reunión con autoridades del nuevo Gobierno de Guillermo Lasso para hallar un consenso en el tema del precio de los combustibles.

Así lo anunciaron la tarde de este jueves 27 representantes de este gremio que incluye el transporte escolar-institucional, de carga liviana, turístico, taxi ejecutivo-convencional, transporte urbano e interprovincial. Ellos se reunieron con representantes de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) para hacer el llamado al diálogo urgente.

En esta cita también firmaron un acuerdo de unidad para así impulsar medidas de diálogo con autoridades para que “alivien” la situación del transporte público sin perjudicar el presupuesto de los usuarios de este servicio.

Por ejemplo, en Guayaquil el servicio de transporte público opera desde las 04:30 hasta las 12:00, como hora del último despacho. Christian Sarmiento, presidente de la Federación de Transportadores Urbanos de la Provincia del Guayas (Fetug), comentó que ya se cumple una semana de esas medidas y aún nadie del Gobierno nacional ni del local concreta alguna disposición o medida para “aliviar” o solucionar este problema.

Publicidad

Carlos Brunis, presidente de la Federación de Transporte Terrestre de Pichincha (Fettepi), indicó que el gremio pide análisis en la focalización del precio de los combustibles, inclusión en el plan de vacunación, revisión de las reformas a la Ley Orgánica de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, refinanciamiento de los créditos a los transportistas, entre otras necesidades que están pendientes.

El gremio también rechazó la denuncia realizada por el presunto delito de paralización de un servicio público en contra de la Fetug, presidida por Cristhian Sarmiento. Esta denuncia la realizó el pasado martes, el concejal alterno José Flores, por el perjuicio a la ciudadanía de no contar con buses para movilizarse al salir de sus trabajos, dijo el funcionario este miércoles.

Sarmiento dijo a este Diario que él contrató un abogado para que siga el caso y negó que se trate de una paralización como tal pues el servicio lo están dando, sin embargo el costo operativo es mayor que la ganancia por lo que no les alcanza a cumplir los recorridos como antes.

“Ya es una semana y estoy muy preocupado de que ninguna autoridad concrete una reunión el gremio. Aquí todos estamos perdiendo, desde los pasajeros, los conductores, nosotros. Necesitamos llegar a un acuerdo urgente para poder seguir trabajando”, explicó Sarmiento.

Por su parte, la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, indicó que se dispuso que buses de transporte escolar cubran las rutas que dejan los buses urbanos por las tardes en la ciudad para darle algo de facilidad a quienes salen de sus trabajos y buscan retornar a sus hogares.

Sin embargo, en las calles el malestar persiste por las aglomeraciones en los diferentes servicios de transportes, como el de la Metrovía que acoge gran cantidad de personas a partir de las 17:00 hasta las 20:00, detallaron usuarios.

Asímismo, los ciudadanos también deben recurrir al uso de taxis, camionetas, o los expresos escolares para movilizarse ante la falta de buses luego del mediodía. Muchos adelantan su retorno a casa para evitar complicaciones en la movidad en la tarde y noche. (I)