Con una carta escrita a mano y compartida en Twitter, José Daniel Puga Vera, de tan solo 13 años, pide como regalo para esta Navidad que él y todos los niños del mundo logren ganar la batalla contra el cáncer. En esta petición su mamá, Vilma Vera, juega un papel importante: ella actúa como Papá Noel.

Detectar lo más pronto el cáncer infantil permite ganar la batalla

José Daniel nació el 9 de septiembre de 2009 en Milagro y lleva un año y medio ya luchando con quimioterapias en Guayaquil para vencer a la leucemia: el cáncer de los tejidos que forman la sangre en el organismo, incluso la médula ósea y el sistema linfático.

Su madre comparte su proceso en Twitter, donde promociona varios artículos y productos para comprar Nistatina, un enjuague para las llagas; suplementos alimenticios, frutas y pastillas. Sin embargo, asegura que los tuits no son suficientes porque no logran viralizarse del todo y no alcanza a vender y obtener la ayuda requerida; por ello, hace un llamado a las autoridades para poder tratar la enfermedad de su pequeño.

Aunque Vilma no se disfraza de Papá Noel, diariamente carga sobre el hombro un racimo de verde que vende o intercambia por medicinas. Así busca que el sueño de su hijo de 13 años sea finalmente una realidad.

Publicidad

Para vender o intercambiar los racimos, la mamá de José Daniel alquila una camioneta en $ 50. Si los pedidos no son suficientes, el viaje se cancela porque no alcanza para pagar el transporte. Por lo que no le queda ”más remedio que prestar dinero” para los medicamentos y gastos diarios que tiene; como los pasajes para viajar a Guayaquil a realizarse chequeos, la quimioterapia en el Hospital Dr. Francisco de Ycaza Bustamante y la comida.

Por su condición, José Daniel no puede perder peso y su madre se las ingenia para que todos los días esté alimentado. “En redes sociales la gente es indolente, me escriben que José Daniel está bien porque no se le ha caído el cabello. Eso es porque como sea él come, tiene frutas que yo mismo siembro: verde, guineo, mango, zapote, mandarina y naranja. Si él no tiene arroz come yuca con huevito de gallina, pero mi hijo nunca se acuesta sin algo en el estómago, porque una madre toca puertas, ventanas y hasta paredes”, comenta Vilma.

José Daniel tiene la esperanza de curarse por lo que posa para que su progenitora comparta las buenas nuevas de su tratamiento en las redes sociales y así la comunidad de Internet pueda ayudarlo; e invita a todos a comprar un racimo de verde y otras manualidades que hacen en casa.

Quienes deseen ayudar pueden comunicarse al celular de Vilma Vera López (su mamá) 098-192-5503 o depositar donativos en su cuenta de ahorros del Banco Pichincha #2205585986. (I)