AFP
PHOENIX, EE.UU..- Un hombre negro de 47 años fue ejecutado el martes en Arizona (suroeste de EEUU), en plena polémica sobre el dudoso origen del anestesiante que se usa en la inyección letal, informaron autoridades penitenciarias.

Eric King fue declarado muerto a las 12:22 de Ecuador (17:22 GMT).

Condenado a muerte por el doble asesinato en 1989 del gerente y del guardia de seguridad de un negocio, por un botín de 72 dólares, King había intentado hasta último minuto aplazar la ejecución en sucesivas apelaciones.

Publicidad

El motivo de su preocupación era la proveniencia del tiopental, el anestesiante que se usa en la mayoría de los estados norteamericanos para dormir a los condenados antes de administrarles dos productos muy dolorosos, que son los que los matan.

El anestesiante ya no se fabrica en Estados Unidos. Como hicieron otros estados, Arizona decidió importarlo a través del distribuidor Dreampharma en Londres.

La semana pasada, abogados de Eric King y otro condenado a muerte, Daniel Wayne Cook, cuya ejecución está programada para el 5 de abril, pidieron al Departamento de Justicia que investigue el tiopental importado, que podría ser "alterado, falso o ineficaz".