Barcelona Sporting Club ha puesto en duda, este lunes, su futura participación en los torneos nacionales al manifestar sus “altas y profundas preocupaciones sobre el nivel del arbitraje” en el fútbol de Ecuador, un día después de la derrota por 1-0 en campo de Orense, partido cuya incidencia arbitral ha sido cuestionada rotundamente por el equipo canario.

“Bajo las condiciones actuales, y ante los condicionamientos externos que conlleva jugar con la inseguridad y constante insatisfacción de la falta de criterio arbitral, nos vemos en la necesidad de desaprobar estos injustos hechos y reservarnos la posibilidad de futura participación en torneos que organice la Federación Nacional (de Fútbol), u otros entes (nacionales), como medida de rechazo”, indica un comunicado suscrito por Carlos Alfaro Moreno, presidente canario, y enviado a los principales directivos de la Ecuafútbol, Francisco Egas y Michel Deller; a Miguel Ángel Loor, presidente de la Liga Profesional; y a Roger Zambrano, responsable de la Comisión Nacional de Arbitraje. También fue enviada una copia a Carlos Manzur, directivo de la Federación.

El domingo, en el estadio Nueve de Mayo, de Machala, Fabián Bustos, entrenador de Barcelona, consideró que “hablar de fútbol” quedaba en plano secundario tras la caída de su elenco. En rueda de prensa pospartido, el timonel de los toreros principalmente se quejó por las decisiones arbitrales que, a criterio del estratega, les quitaron a sus dirigidos “la chance de poder ganar”.

“¿Qué vamos a hablar de fútbol... cuando pasan estas cosas?”, reprochó el Toro.

El reclamo ha sido secundado y oficializado por el presidente de Barcelona, quien calificó de “pésimo” el nivel de la terna arbitral comandada por el central Juan Carlos Andrade, asistido por David Vacacela, Edwin Bravo y Édison Santana, la cual “atentó de forma directa en el resultado del encuentro”.

En este sentido, en el documento se detallan tres reclamos: fuera de juego del delantero Carlos Garcés al minuto 11 y dos faltas (65 y 79 minutos) sobre el atacante Adonis Preciado por las que Barcelona pedía penal.

El perjuicio al que hace referencia el club guayaquileño “viene sucediendo desde hace varios meses” y “cada vez de forma más determinante y reiterativa”, añade la misiva. “La Federación Ecuatoriana de Fútbol se está viendo directamente comprometida en su confianza debido a su falta de actuación sobre estas conductas y situaciones bochornosas, que inciden en la competición (LigaPro Serie A)”.

Exigen VAR

El club torero exigió que la implementación del videoarbitraje (VAR) sea “una de las medidas urgentes y de aplicación inmediata, a fin de aminorar los errores arbitrales, caso contrario se pone en duda nuestra participación en próximos encuentros del torneo”.

“Barcelona no tolerará más los graves perjuicios que se vienen generando por la incompetencia arbitral y de la organización en general”, finaliza la carta. (D)