Franz Beckenbauer falleció el pasado domingo. El dos veces campeón del mundo, una como jugador y otra como entrenador, tuvo una vida deportiva repleta de logros, como la consecución en dos ocasiones del premio Balón de Oro o la consecución de todos los títulos posibles con el Bayern de Múnich.

Sus éxitos deportivos le valieron ser una de las personas más conocidas y prestigiosas de Alemania; y, como sucede con muchos futbolistas, la imagen visible de empresas en busca del crecimiento económico, publica diario AS.

Franz Beckenbauer: los 6 momentos que marcaron la vida del legendario defensa y técnico de Alemania

Entre los anuncios que protagonizó destaca por encima de todos uno con una compañía de teléfono que desembocó en una curiosa anécdota.

Publicidad

Beckenbauer firmó un contrato con la empresa por un valor aproximado de $ 2′500.000; y, además, se le permitía elegir el número de teléfono que él quisiera. Su elección fue el 0176/666666.

¡Adiós a una verdadera leyenda! El emotivo mensaje del presidente de la UEFA sobre el fallecimiento del ‘Káiser’ Franz Beckenbauer

Aunque era fácil de recordar —posiblemente el propósito que terminó de decidir al Káiser—, el número tenía un inconveniente que fue rápidamente detectado por los directivos de la marca.

Pese a que se le desaconsejó la elección, Beckenbauer hizo caso omiso y mantuvo el número hasta que comenzó a recibir llamadas de hombres desconocidos en busca de una línea erótica.

Publicidad

¡Adiós ‘Káiser’! un repaso a la vida de Franz Beckenbauer, histórico por sus títulos con Alemania

Según varios medios alemanes, fue una llamada a altas horas de la madrugada la que terminó de convencer al legendario central de elegir un nuevo número telefónico.

Al parecer, el problema residía en que la pronunciación del número seis en alemán (sechs) es relativamente parecida a la forma en la que se dice la palabra sexo en el mismo idioma (sex).

Publicidad

Casado tres veces y con cinco hijos

Beckenbauer nació en 1945, fruto de la relación entre un trabajador de correos y una ama de casa. Se casó por primera vez en 1966, con 21 años, en un matrimonio que duró hasta 1990. Precisamente ese mismo año se dio el “sí, quiero” por segunda vez.

La tercera fue la vencida, pues con Heidi Beckenbauer estuvo desde que se casó, en 2006, hasta el último de sus días. (D)