La goleada por 4-0 ante el Manchester City, en medio de un intenso calor, llevó el pasado viernes a la tristeza y al llanto a la hinchada de Fluminense que se congregó en la sede del equipo para ver la final del Mundial de Clubes.

Unas 8.000 personas, según la organización del evento, se reunieron en la tarde del viernes en la sede deportiva del club brasileño para acompañar en pantalla gigante la disputa del título del Mundial de Clubes de Arabia Saudí.

¡Imbatible! Manchester City arrolla al Fluminense y se consagra campeón del Mundial de Clubes

El tempranero tanto del argentino Julián Álvarez en el primer minuto ya dejó nerviosos a los hinchas del equipo carioca, que luego con el gol en propia meta de Nino, a los 27 minutos, comenzaron a vaticinar la derrota, agravada con una catastrófica goleada.

Publicidad

Foto: EFE

La fiesta que tenía preparada el Tricolor Carioca se quedó en la gaveta, junto con los fuegos pirotécnicos y la algarabía que tenía lista una banda de percusionistas de una escuela de samba.

El vapor de agua de los humidificadores instalados para mitigar el inclemente calor terminó confundiéndose con las lágrimas, principalmente de los hinchas más pequeños, que fueron consolados por sus padres.

Foto: EFE

La campaña gloriosa con su primer título en la Copa Libertadores, conseguido en noviembre pasado, fue apagada, por lo menos durante todos los noventa minutos del partido en Yeda, por el aplastante Manchester City, del español Pep Guardiola.

Publicidad

El silencio de la hinchada en la sede deportiva del barrio Laranjeiras al final del partido tradujo la frustración frente a la superioridad del conjunto británico, que con el título en Arabia Saudí ratificó su condición de mejor equipo de fútbol del mundo. (D)

Foto: EFE
Foto: EFE