Escuadras
DEPORTES

Publicidad

La frase de Luis Enrique sobre los penales en la previa del partido contra Marruecos que ha causado indignación a los internautas españoles al punto de sentirse como ‘un meme’

(VIDEO) El seleccionador de la Roja fue preguntado por los penaltis en la conferencia de prensa previa al partido de octavos de final.

Luis Enrique durante la conferencia de prensa previa al partido entre España y Marruecos en la que habló de la tarea "de los 1.000 penales" a sus jugadores. Foto: EFE

Publicidad

La eliminación de España en octavos de final ha generado una catarata críticas, con Luis Enrique en el blanco. Es que el técnico de la Roja en la conferencia de prensa previa al partido contra Marruecos fue preguntado por los penaltis. Esa frase del técnico el lunes es pretexto de indignación total en la afición española.

“Hace ya más de un año no sé en cuál concentración le he avisado a los jugadores: ‘Señores, tienen deberes. Para el Mundial tienen que llegar cada uno con mínimo 1.000 penaltis tirados en vuestros equipos’. Si esperamos a la concentración para ensayar penaltis no te da tiempo. Imagino que la mayoría habrá hecho los deberes, porque seguramente habrá una eliminatoria en la que tengamos que jugárnosla”, dijo a los periodistas, en declaraciones recogidas en video por AStv y Relevo.

“No creo que sea una lotería. Si entrenas a menudo, mejora tu forma de lanzar los penaltis. Obviamente, no se puede entrenar la presión y la tensión, pero se puede sobrellevar (...). No depende de la suerte, el portero es clave en la tanda. A los tres porteros se les da bien. En nuestras sesiones tenemos jugadores lanzando penaltis, son deberes que hemos tenido en cuenta”, añadió.

Publicidad

Luis Enrique ese día afirmó que “Marruecos está en el mejor momento, están muy motivados después de una fase de grupos espectacular, quedaron primeros en un grupo complicado”.

España terminaría estrellándose

La selección no metió ninguno de sus tres lanzamientos y convertía al arquero Yassine Bounou ‘Bono’, con dos paradas, en un héroe. Un palazo monumental, tanto como el remate de Pablo Sarabia a la madera en el último minuto de la prórroga.

España empezó el Mundial de Qatar en tromba, con un triunfo 7-0 sobre Costa Rica, pero fue un simple espejismo en el desierto: el empate ante Alemania (1-1) y sobre todo la derrota 2-1 ante Japón rebajaron la euforia, evitaron el liderato de grupo y enviaron a este cruce con Marruecos, que terminó siendo una trampa mortal.

Publicidad

Desde los siete goles ante la inoperante Costa Rica, España solo ha logrado hacer dos tantos ante Alemania y Japón y falló tres penales en la tanda contra Marruecos (0-0, 3-0 en la tanda de penales) ante un Bono imperial.

Luis Enrique llegó a Qatar con un único delantero centro puro en el equipo, Álvaro Morata, al que frente a Marruecos sacó mediado el partido, junto con Nico Williams para tratar de llegar por las bandas y meter balones al área.

Publicidad

Un recurso para tratar de desatascar el encuentro que no funcionó para evitar el varapalo que supone la caída en octavos por segundo Mundial consecutivo tras Rusia-2018.

La eliminación en Qatar pone ahora el foco sobre el seleccionador, Luis Enrique Martínez, y su continuidad al frente de la Roja.

Luis Enrique, cuyo contrato termina con el año, no quiso renovar cuando se lo ofreció la Federación Española, posponiendo la decisión hasta después del torneo.

Después del encuentro contra Marruecos mantuvo el suspense, afirmando que “no es momento de hablar de mi futuro”.

Publicidad

La selección española se aleja del foco tras su eliminación en octavos de final a expensas de lo que ocurra con el futuro del entrenador, con tres meses y 13 días sin actividad hasta que el 20 de marzo de 2023 se vuelva a concentrar para iniciar la fase de clasificación a la Eurocopa 2024, su próximo gran reto.

Antes de la disputa de la Eurocopa, la Selección buscará la conquista de un título, su primera UEFA Nations League. En junio de 2023 disputará la fase final para la que se clasificó por segunda edición consecutiva.

Tendrán los internacionales españoles 103 días para olvidar la decepción que puede provocar una renovación en el banquillo. No será hasta el 20 de marzo, con Luis Enrique o el técnico elegido como su sustituto, cuando se inicie un nuevo camino con la concentración previa a los enfrentamientos ante Noruega (25 de marzo) y tres días en Escocia en los dos primeros encuentros de clasificación hacia la Eurocopa.

(D)

En Star+ tenemos películas, series y deportes exclusivos en vivo de la LigaPro y ESPN. Suscríbete aquí

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad