El documental The Last Dance volvió a poner de actualidad la cantidad de historias que surgieron en los 90 en el vestuario de los Chicago Bulls, un equipo de leyenda liderado por Michael Jordan que dio que hablar más allá de las canchas.

A pesar de que ha pasado un tiempo desde que se emitió el documental en Netflix, siguen saliendo historias desconocidas hasta la fecha y que sorprenden a los seguidores de aquel equipo y amantes actuales de la NBA, publica diario AS de España.

Michael Jordan, Scottie Pippen y Madonna, protagonistas

Muchos de ellos conocerán a Johnny Bach, quien fuese técnico asistente de los Chicago Bulls, y que ahora ha querido volver a salir a la palestra hablando de una de esas historias de vestuario menos conocidas.

Sus protagonistas no son otros que Michael Jordan, Scottie Pippen y la reconocidísima Madonna, y a la pregunta sobre cómo pueden estar estos tres personajes relacionados en una historia pueden imaginarse la respuesta.

“Madonna solía ir a recoger a Pippen en una limusina con un jacuzzi cada vez que íbamos a Los Ángeles, y Jordan siempre intentaba seducirla”, comenzó reconociendo recientemente Johnny Bach sobre aquel episodio.

Normalmente era Michael Jordan quien solía ‘eclipsar’ a Pippen en la cancha, aunque lejos de ella parece que los papeles se los intercambiaban. Provocando un ataque de celos en Jordan, Madonna no cedió y prefirió a su compañero de equipo, con todo lo que supuso.

“Deberías haber visto a las chicas que Pippen tenía esperándole en todos los lugares a los que íbamos. Madonna solía recogerle en una limusina cada vez que íbamos a Los Ángeles. Michael solía decirle que podía satisfacerla mejor, y Madonna le respondió: ‘No hay ninguna posibilidad de eso’”, explicó detalladamente Johnny Bach sobre el día en el que la reina del pop rechazó a uno de los mejores jugadores de la historia de la NBA.

Sin embargo, Scottie Pippen no fue el único en quien fijó sus miras Madonna en aquel vestuario. Otra de las historias que trascendió tras el documental fue la que mantuvo con el siempre polémico Dennis Rodman: “Madonna me dijo que si le dejaba embarazada me daría 20 millones de dólares. Estaba jugando en Las Vegas cuando me llamó para avisarme de que estaba ovulando. ‘Estaré allí en cinco horas’”, recordó Rodman sobre aquel momento. (D)