La ecuatoriana Anicka Delgado consiguió su segunda medalla a día seguido en los Juegos Panamericanos Júnior de Cali 2021 y al momento se convierte en la mejor representante del Team Ecuador de natación en lo que va del certamen.

La noche del domingo, en la piscina Hernando Botero O´Byrne, la espigada deportista se subía al podio por su tercer puesto en la prueba de los 100 metros libres. Y el lunes, en el mismo escenario, en una prueba exigente, Anicka terminó igualando en tiempo (25.74) y en la segunda posición con la brasileña Dayse Goncalvez Pereira, con 25,74, por lo que la organización entregó dos preseas de plata.

A decir de la nadadora, cuando llegó a los Juegos no se puso una meta en números de medallas por conseguir. “Yo acabo de venir de una competencia representando a mi Universidad del Sur de California (USC) y al llegar aquí lo único que tenía en la cabeza es estar con mis amigos y nadar duro, divirtiéndome, cada vez que entre a la piscina. Lo conseguido ahora me llena de alegría, en realidad estoy muy feliz con los resultados”.

Sobre la medalla de plata que sumó el lunes, considera que fue una dura pelea, porque el nivel es muy fuerte a nivel panamericano. “Todos los competidores nadan muy rápido y fue un honor nadar contra ellos y, aún más, estar en el podio ganando medallas”.

Con este Panamericano, la temporada concluye para la nadadora que vive en Estados Unidos y ya se ha puesto objetivos, más allá de la natación y el nuevo ciclo olímpico, como aprender a hablar español. “Ahora me toca regresar a la escuela en Estados Unidos y seguirme preparando para nuevas competencias y también retornar a Ecuador para mejorar mi español”.

El principal responsable de la carrera y los éxitos de la deportista es su padre, el exnadador Felipe Delgado, quien con orgullo y una sonrisa que le estira el rostro de alegría asegura que lo conseguido por Anicka no es coincidencia, aunque no puede dejar de anotar que “acá llegó con mucha carga debido a la temporada de natación con su universidad”, por lo que tuvieron que cambiar la programación. “Decidimos entonces competir con todo lo que tenga para dar, pero si uno tiene pasión, corazón y orgullo por lo que está haciendo, se dan los resultados como los de Anicka, una medalla de bronce y una de plata”, remarcó.

Sobre la competencia que le dio la medalla de plata en los 50 metros libres, aseguró que “lo que hizo esta noche (del lunes), con 25,74, es lo más rápido que ha nadado ella con carga encima. Estoy seguro de que Anicka no tiene techo y ya estamos pensando en participar en campeonatos importantes para verano y bajar los 25 segundos en los 50 metros libres. De conseguirlo, sería una de las pocas nadadoras de Latinoamérica en hacerlo”. (D)