Observaba a su primogénita con ternura y amor dejando de lado los estragos de su parto por cesárea que se anticipó casi con un mes debido a alteraciones de presión que tuvo desde el segundo mes de gestación.

Elisa Franco, de 24 años, alumbró a su pequeña a las 02:43 del martes 25 de diciembre, en plena Navidad, y haberse convertido en madre es su regalo más preciado.

Junto a esta niña a quien Franco y Alberto Chonano, su cónyuge, prevén llamar Itzed de Jesús (por la fecha de su nacimiento) nacieron otros tres pequeños en el hospital de la Mujer Alfredo Paulson, entre las 02:18 y las 04:56 del martes. 

Así lo indicó una funcionaria de dicha institución, quien explicó que dos pequeños fueron derivados al hospital Roberto Gilbert y otro estaba en pensionado del hospital de la Mujer.

Publicidad

Aún convaleciente, Franco expresaba la alegría de que su hija naciera sana con un peso de 2.308 gramos y un tamaño de 44 centímetros.

Con esa misma felicidad, Chonano, su esposo, contó que el parto se complicó porque a ella se le subió la presión.

Por eso el viernes pasado acudieron al hospital de Vinces, de donde son oriundos y viven, y desde esa casa de salud derivaron a la paciente al hospital de la Mujer, en la ciudadela Atarazana, en el norte de Guayaquil.

Llegaron hasta allí a las 05:30 del viernes, recordó Chonano, de 29 años.

La pareja que lleva cinco años de relación anhelaba tener un hijo, pero nunca se imaginó que la llegada de este coincidiría con la Navidad, fecha en la que se recuerda el nacimiento de Jesús.

El hombre comentó que habían planificado pasar la Nochebuena en casa de sus padres para compartir allí la cena, pero con la emergencia de su esposa aquello cambió y les tocó estar en el hospital.

Publicidad

Pasadas las 11:00 del martes, él esperaba la llegada de sus familiares de Vinces para que conozcan a su pequeña.

A esa hora, en la sala C3 del área general del hospital ambos compartieron un momento con la niña.

Sonriente. Chonano la cargó con cuidado y luego se la dio a la madre para que ella le diera de lactar.

La pequeña estaba tranquila, vestía un conjunto blanco con rojo, un gorrito de los mismos tonos, envuelta en una cobija roja.

En la sala se escuchaban gritos leves de otros niños nacidos anteriormente, cuyas madres aún estaban hospitalizadas.

Franco desconocía hasta el mediodía cuándo sería dada de alta, pero era consciente de que para ello debía estabilizarse su problema de la presión.

La mujer contó que hasta antes del embarazo no tenía esa complicación, pero que esta surgió durante la etapa de gestación.

Y aunque el parto fue adelantado, ella agradeció a Dios porque su niña nació sana.

Chonano también se mostró agradecido y dijo que la fecha del nacimiento de la pequeña es doblemente especial.

De los cuatro niños nacidos la madrugada del martes en el hospital de la Mujer Alfredo Paulson tres fueron mujeres y hubo un solo niño en la franja horaria descrita anteriormente, indicaron allí. 

"Salió todo perfecto. Yo le pregunté a los doctores, al pediatra y todo perfecto, gracias a Dios. Es la primera hija que tenemos, a los cinco años venimos a tener el primer hijo. Le vamos a llamar Itzed de Jesús”, Alberto Chonano, padre de niña nacida en Navidad. (I)