Coco, un perro color caramelo de 2 años, regresó a los brazos de su familia la tarde del pasado viernes, en el bloque 22 de Flor de Bastión, sector conocido como La Ladrillera.

Esto luego de haber sido rescatado de las correntosas aguas del denominado canal de la muerte, ubicado en el sector.

A esa zona se acercó a beber agua junto a otros dos perros, sin embargo, se resbaló y ya no pudo salir del sitio.

Publicidad

Esto fue observado por trabajadores de la Empresa Pública del Agua, que no dudaron en rescatarlo. Uno de ellos, Raúl Mina, bajó de inmediato a ayudar al can, pero debido a los nervios este no se dejaba agarrar, se alejaba del sitio, y fue llevado por la corriente.

“El agua lo arrastró con fuerza hasta las rejillas y fue entonces que corrí hasta el lugar, porque esa presión lo absorbe y se iba a ahogar si no lo sacaba de inmediato”, expresó Mina.

Añadió que agarró del lomo al perro y lo alzó para sacarlo de las rejillas de conducto del canal. “Aunque me hubiera mordido, mi deber era sacarlo de ahí como sea, a veces encontramos hasta cuerpos de personas, es muy triste llegar tarde, por eso no pensé dos veces”, dijo.

Publicidad

Esta acción se viralizó la tarde del pasado viernes en redes sociales. Allí, usuarios destacaron la valentía y respeto por la vida que mostró Mina.

Una de ellas fue la alcaldesa Cynthia Viteri, que resaltó su esfuerzo y dijo que será reconocido: “Raúl Mina es uno de esos guayaquileños que dejan en alto la nobleza y el corazón de esta ciudad. Hoy salvó la vida de un perrito que estuvo al borde de la muerte. Raúl, tu gran esfuerzo será reconocido por la ciudad en nuestra próxima sesión de Concejo Municipal”.

Publicidad

A esto se sumaron el vicealcalde Josué Sánchez, fundaciones animalistas, y otras.

Mina contó que al sacar al perro del canal el can se fue corriendo, más adelante vecinos de la zona lo llevaron donde su familia, la cual se mostró muy emocionada con el retorno de la mascota. Su dueño Paquito lo abrazó y lloró de felicidad. (I)