¡Obvio, la veda!, expuso Verónica García luego de tomar asiento en un cangrejal de la calle Los Ríos, centro de Guayaquil, en compañía de su hermana Joselyn, primas y sobrinas. Las cinco mujeres provenían del sector Los Tulipanes, sur, y se apuraron en degustar cangrejos antes de que la veda las prive por un mes del apreciado producto del mar.

“Venimos cada dos meses, acá nos gusta”, mencionó Verónica en momentos en que a cada una le servían una ración de salsa criolla. De ahí venían los cangrejos, en combos de siete unidades por $10.

Milton Campuzano, dueño del cangrejal HLH, señaló que sus proveedores del mercado Caraguay ya le habían anticipado que la veda empezaba el sábado 15 (hoy), dos semanas antes respecto a años anteriores cuando la restricción se establ ecía durante todo marzo.

Esta temporada del año es considerada de precortejo y cópula de la especie, “actividades biológicas que se realizan exclusivamente en el exterior de las madrigueras, siendo vulnerables a una sobrecaptura”, indicó el Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca.

La noche del jueves 13, Flavio Abdo llegó con parientes al cangrejal Ochipinti Jr., también situado en la calle Los Ríos, en el tramo donde atienden al menos diez de estos negocios. Él no sabía de la veda. Comentó que también consume cangrejos cada dos meses.

La veda que empieza hoy concluirá el 15 de marzo. Prohíbe la captura, transporte, posesión, procesamiento y comercio de cangrejos. Los comedores tienen como opción ofrecer jaibas y camarones. (I)