El Concejo Municipal de Samborondón aprobó hoy una ordenanza que establece medidas de bioseguridad para evitar contagios de coronavirus en locales comerciales y de prestación de servicios.

En el documento, los ediles de ese cantón concluyeron que se promueva el uso de herramientas digitales, preferiblemente la facturación electrónica, dejando el uso de facturas impresas. Asimismo se obliga a cumplir con varios parámetros de higiene y desinfección.

Cada uno de los establecimientos comerciales y de prestación de servicios deberán dentro de sus posibilidades cambiar los sistemas de cobro de tarjeta de crédito por lectores de aproximación, indicó el Cabildo en un comunicado.

Dentro del proceso de cobro, la ordenanza también permitirá el uso de pantallas táctiles que funcionen como cajas registradoras, las mismas deberán ser desinfectadas constantemente sobre todo en el cambio de turno de sus empleados.

Por otro lado, en los establecimientos de prestación de servicios, cada usuario deberá acercarse con un agendamiento previo. A cada uno de ellos, incluyendo trabajadores, deberá tomarse la temperatura tanto a su ingreso como a su salida.

También, aquellos locales comerciales y oficinas de prestación de servicios que reciban más de 20 personas al día contarán con un sitio para la desinfección del calzado. "Se deben realizar capacitaciones de bioseguridad y evaluaciones de riesgo para todo el equipo de trabajo, además de proveer de alcohol desinfectante al cliente, al ingreso y salida de las instalaciones", agregó el Cabildo.

Sobre el uso de ascensores será exclusivo para personas con movilidad reducida, usuarios que utilicen carritos de compras o elementos que no pudieran ser transportados por escaleras.(I)