Con una funda y maleta en mano llegó Octavio Jiménez hasta la sede del Registro Civil ubicada en las calles Pichincha y 9 de Octubre, centro de Guayaquil, para solicitar información sobre cómo renovar su cédula con el tipo y porcentaje de discapacidad.

El hombre de 81 años camina lento, pues usa una rodillera para que le dé estabilidad.

Sufrió una lesión en la pierna izquierda hace más de cinco años cuando laboraba en una empresa del sur de la urbe, lo que le afectó la movilidad y le derivó en una calificación de discapacidad física del 41 %.

Publicidad

Carné de discapacidad dejará de ser válido el 31 de diciembre

La mañana del martes 13, el adulto mayor quiso hacer el trámite en el Registro Civil, pero allí le indicaron que debía regresar en dos días.

”El chico me dijo que están atendiendo por el último número de la cédula, pero luego ya me dijeron que no, que podía hacer el trámite normal. Yo ayer leí eso del carné y por eso vine lo más pronto para hacer ese cambio a mi cédula, porque ya no falta nada para que se termine el año”, dijo Jiménez.

La entidad indicó que la atención es prioritaria para este grupo de usuarios y que no se maneja por dígitos.

Publicidad

La afluencia de usuarios que buscan renovar su cédula de identidad se deriva del anuncio de que el 31 de diciembre del 2023 termina la vigencia del carné de discapacidad en Ecuador.

Por ello, a partir del día 1 de enero del 2024, la cédula de ciudadanía de persona con discapacidad será el único documento requerido para acogerse a los beneficios de la Ley Orgánica de Discapacidades, informó el Conadis.

Publicidad

Las personas con discapacidad tienen atención prioritaria para realizar el proceso. Foto: El Universo

Así como Jiménez, el miércoles 13 de diciembre llegaron cientos de usuarios hasta la sede del Registro Civil en el centro de la urbe a solicitar información sobre el proceso.

La atención es prioritaria, sin turno y gratuita para personas con discapacidad igual o superior al 30 %. Quienes tengan un porcentaje debajo de ese valor deberán cancelar $ 5 por primera vez y $ 16 por renovación.

Familiares de personas con discapacidad física e intelectual acudieron también para iniciar con el trámite.

”Cogimos un taxi y vinimos con mi sobrino para ayudarlo a hacer la renovación”, dijo Sara Torres, quien llevó a su familiar con discapacidad intelectual del 47 %.

Publicidad

¿Qué pasa si soy una persona con discapacidad y no he renovado mi carné antes del 31 de diciembre de 2023?

La mayor parte de personas con carné de discapacidad llegaron acompañados de familiares, quienes los guiaron en el proceso.

Pero no solo personas que buscan renovar la cédula llegan al Registro Civil, también aquellos usuarios que teniendo el documento actualizado dudan de su validez.

Juan Mero, por ejemplo, fue uno de los usuarios que llegaron a solicitar información. El adulto mayor, que tiene discapacidad física de 61 %, se trasladó desde la cooperativa Pancho Jácome para hacer fila en la puerta del edificio del Registro Civil.

Al hombre, sin embargo, le indicaron que no debía hacer ningún procedimiento ya que él tiene la cédula actualizada con su porcentaje de discapacidad.

”Yo leí que no iban a valer los carnés, pero yo no sabía si lo que tenía ya era lo que piden ahora. Si es que mi cédula iba a estar bien o no valer. Me dijeron que ya tengo hecho todo y que me vaya nomás a mi casa”, manifestó.

A varios de los usuarios les preocupa la fecha de vigencia del carné, por ello tratan de acelerar el trámite en estos días.

Juan Francisco Carchi, miembro del Consejo Consultivo de Personas con Discapacidad de Guayaquil, considera que, debido a la difícil movilización de las personas con discapacidad y al complejo contexto de diciembre (fiestas, comercio, etc.), se debería ampliar el plazo de vigencia del carné, por lo menos hasta el 31 de marzo de 2024.

De esta forma, indicó, se daría un tiempo extraordinario prudencial para la regularización de todo este grupo de ciudadanos de prioritaria atención. (I)