Sara Macías, de 61 años, fue la sexta persona que se necesitaba para completar el grupo y poder aplicar una vacuna Pfizer que se divide en 6 dosis. Ella llegó ayer a las 09:30 a la escuela Pablo Sandiford, uno de los puntos de vacunación de Durán. La mujer comentó que las otras personas ya tenían bastante tiempo esperando y que con ella lograron vacunarse, sin embargo, su esposo no corrió con la misma suerte, pues tenían que esperar otra vez que se complete el grupo de seis, situación que fue imposible debido al grado de ausentismo que se presenta en los vacunatorios a nivel nacional.

Según los registros del Ministerio de Salud Pública (MSP), entre lunes y martes pasados solo se habrían vacunado en total 52.215 personas en todo el país cuando la proyección del plan era de 90.000 personas por día como promedio. Entre esos dos días se registraron 36.730 personas en primeras dosis y 15.485 personas para segunda dosis.

Según el monitoreo que desarrolló el MSP entre lunes y martes, se registró el 30 % de ausentismo de personas mayores de 80 años, 25 % mayores de 65 años; 20 % en el rango de 65 años y el 10 %, de ciudadanos de 64 años.

Esa inasistencia de los beneficiarios se evidencia más para segundas dosis, en los centros de vacunación ya no hay filas a lo largo de la mañana, solo en las primeras horas. Luego de eso el personal de salud establecido pasa esperando que lleguen de a poco los ciudadanos para vacunarlos.

Publicidad

Así fue el caso ayer en la escuela de Durán. Allí había más de diez personas designadas a la labor de vacunación, aparte de la vigilancia de los militares, pero había ratos en que ninguna podía vacunar porque no llegaban los convocados.

Y los que llegaban, en el caso de Pfizer y AstraZeneca debían esperar más de una hora a que se complete la cantidad de personas para abrir la dosis. En el caso de Sara logró vacunarse, pero su esposo esperó un par de horas más con el afán de que lleguen personas, no fue el caso, se regresó a su domicilio. Luego lo llamaron que vaya en la tarde para ver si completaba el grupo. “Solo vacunaron a seis personas con Pfizer, es muy poco”, lamentó la mujer.

“Le pidieron el número de teléfono para avisarle si llegaban más personas por Pfizer y completar el cupo”, comentó la esposa del señor.

Allí en ese dispensario usuarios indicaron que en otras ocasiones personal del MSP coordina con otros puntos de vacunación para unir grupos y que se puedan vacunar, eso lo hacen a partir de las 14:00 si es que no llega nadie más al punto inicial de vacunación.

En un recorrido que hizo este Diario por vacunatorios del centro y norte de Guayaquil y de Durán se evidenció poca afluencia de personas. Esta situación preocupa a los médicos ya que alertan los problemas que ocasionan que una persona no concrete la segunda dosis de vacunación.

El doctor Alberto Campodónico, del hospital clínica Kennedy, recalcó que solo la primera dosis no le da cobertura total, más bien pierde ese primer refuerzo y está expuesto al contagio, por lo que es necesario acudir el día de la cita y para eso hay que revisar el link y los comunicados del MSP.

Publicidad

Asimismo, considera que en este momento el MSP debe replantear otro tipo de dinámica para captar a esas personas que están dejando de acudir, ya sea con brigada móvil o con una comunicación diaria de convocatoria para motivar a que acudan y la importancia de recibir la segunda dosis en el tiempo establecido.

El doctor Eduardo Álvarez comentó que es necesario que la familia esté pendiente de completar el proceso de vacunación y que se acuda con confianza a los puntos de vacunación para así evitar más casos de contagios y continuar con la reactivación económica.

Una de las problemáticas de la falta de llegada de las personas a vacunarse es la movilización y por eso una agrupación social el jueves pasado llevó un segundo grupo de adultos mayores residentes en Los Lojas, Daule, a vacunarse al punto masivo de Mucho Lote 1, en el norte de la urbe.

Una representante del grupo comentó que algunos no cuentan con alguien que los acompañe y por eso decidieron asistirlos y que completen su inmunización.

Los adultos mayores se mostraron tranquilos en recibir el refuerzo. José, de 75 años, dijo que va a seguirse cuidando para no enfermar de COVID-19. Él llegó con otras 20 personas más de ese sector. Un día antes también acudió otro grupo. “Todos son adultos mayores y deben vacunarse, solo les faltaba la segunda dosis, así deben acudir, llevar a las personas que necesitan, enfermos crónicos porque mientras más vacunados, menos contagios”, comentó Samantha Moyano, que acudió con su papá a la vacunación.

En Quito también se reportó una jornada con inconformidades, incluso muchos optaron por madrugar desde las 04:00 para “alcanzar” las dosis y poderse inmunizar. Por ejemplo, en el colegio San Gabriel, en el norte de Quito, usuarios de redes sociales contaron que había largas filas y que pasadas las 09:00 aún no llegaba personal de salud.

Asimismo, en el punto de vacunación del colegio Miguel de Santiago hubo quejas de la ciudadanía debido a la espera para poder acceder a la inmunización.

Cronograma

La fase 2 Nos Cuidamos, que se inició el 14 de junio y se extenderá hasta el 18 de julio de 2021, que incluye a la población de 64 a 50 años, de acuerdo con el cronograma semanal, que está en el link: lugarvacunacion.cne.gob.ec.

Esta semana, del lunes 14 al domingo 20 de junio, deben acudir a vacunarse las personas entre 64 y 62 años, así como población de riesgo.

Sectores estratégicos

El Ministerio de Salud indicó que se suman los trabajadores de empresas públicas o privadas de sectores estratégicos, como agua potable y alcantarillado, electricidad, petróleo y minería, telecomunicaciones y transporte aéreo y terrestre, que serán vacunados a través de brigadas móviles o convocatoria, en función del número de cédula. (I)