Este miércoles 1, autoridades municipales mantuvieron una reunión con la ambientalista Andrea Fiallos, de la fundación La Iguana, quien desde la noche del lunes pernoctó en un parque de Miraflores, norte de Guayaquil, en protesta a la extracción de un árbol ubicado en el sitio.

Según el cabildo, esta especie se encontraba en “estado necrótico” por lo que decidieron extraerlo.

El concejal Andrés Guschmer y la directora municipal de Ambiente, María Fernanda Rumbea, acudieron al parque para conocer las peticiones de Fiallos y conversar sobre el árbol podado.

Luego de la reunión, se acordó que el proyecto de árboles patrimoniales, entregado en el 2019 al cabildo porteño por la fundación La Iguana, sea integrado a la ordenanza municipal de arbolado urbano que se está diseñando.

Publicidad

El Concejo Cantonal espera aprobar esta ordenanza en un plazo de un mes y medio, indicó el Municipio de Guayaquil.

Personal de la Dirección Municipal de Ambiente tenía previsto realizar una visita técnica al árbol para continuar con “los pasos a seguir, como su tala y remplazo con una especie nativa de bosque seco tropical”, según el cabildo.

“Yo sugerí que se llevara a un equipo de expertos para hacer el levantamiento de las muestras, para conseguir el diagnóstico y determinar que el árbol está vivo, que no está en un estado de muerte y cómo intervenimos el suelo, que es importante. Si es que el árbol llegase a estar muerto, habría que removerlo y plantar otro. Si está vivo, de ser posible lo curaremos”, manifestó Fiallos.

La ambientalista califica como una “victoria para los árboles” que el Municipio haya retomado el proyecto sobre las especies patrimoniales, que presentaron hace dos años.

Y es que en diciembre del 2020, el cabildo en conjunto con La Iguana desarrollaron un evento para declarar a un samán como árbol patrimonial. La especie, de unos 80 años, de edad, está ubicada en el colegio de Bellas Artes, en las calles Chimborazo y García Goyena, centro sur de la ciudad.

En aquella ocasión, el entonces director municipal de Ambiente, Bolívar Coloma, indicó que 200 árboles de la urbe serían designados como patrimoniales y que el proceso de evaluación estaría a cargo de la fundación La Iguana.

Publicidad

No obstante, según Fiallos, este proyecto quedó en el aire. Y las talas a especies de árboles se replicaron en diversas zonas de Guayaquil, en este 2021.

Por ello, también resaltó la protesta que realizó en el parque de Miraflores, desde la noche del lunes.

Con hidrolavado y aplicación de bioles se rehabilitan árboles afectados por cochinilla en Guayaquil

“Valió la pena esos tres días cansadísimos de estar ahí, porque lo que necesitamos para entrar ya a un proceso de regulación, sin tanto desorden ni desinformación, es poder enseñar a las personas para que sean críticas con herramientas, con tecnicismo, y que todo el mundo aprenda y sepa que esperar de la forma de un árbol o de los trabajos por parte de la empresa privada y pública (sobre podas)”, manifestó Fiallos.

La ambientalista espera que la ordenanza municipal de arbolado urbano contenga la norma jurídica necesaria para la preservación de las especies en la ciudad.

En el proyecto, fundación La Iguana hizo una investigación sobre los árboles en la ciudad con indicadores históricos, estéticos y científicos, para ser catalogados patrimoniales. Los datos de las especies han sido recopilados en un libro digital.

Fiallos indicó que una vez aprobada la ordenanza, el paso por seguir es la educación a la ciudadanía respecto a temas ambientales y preservación de especies de árboles. (I)

Siembra de árboles en la avenida 25 de Julio

Este viernes 3, la Dirección municipal de Áreas Verdes realizará la siembra de árboles nativos en un tramo de la avenida 25 de Julio, en el sur de Guayaquil.

El evento se inicia a las 09:00 frente al hospital Teodoro Maldonado Carbo del IESS. (I)