Cargando un megáfono y hojas volantes, un empleado del arquitecto Jhonny Criollo se sube a los buses urbanos o de la Metrovía de la ciudad y repite el mensaje de la alcaldesa Cynthia Viteri: “Muchos negocios o edificaciones se hicieron sin tener el uso de suelo o los permisos para funcionar...”.

Así, Criollo consigue clientes para su oficina donde ofrece consultoría y gestión en trámites urbanísticos, entre ellos la regularización de predios, un proceso que inició hace un año el Municipio de Guayaquil mediante una ordenanza, con la que busca actualizar su registro de edificaciones construidas sin permisos, diseños o inspección.

La ordenanza exonera al ciudadano del pago del 10 % de lo invertido en la edificación y a cambio debe pagar solo una multa del 10 % de salario básico (40 dólares).

El arquitecto Criollo lleva en su consultoría al menos un centenar de trámites de regularización, pero se queja porque el departamento de Control de Edificaciones del Municipio demora sus respuestas más de 30 días, incluso meses.

Publicidad

Tenemos casi cien trámites, diez han tenido respuesta, noventa están a la deriva, no responden, hay una demora inmensa

Jhonny Criollo, arquitecto.

En Guayaquil hay más de 600.000 viviendas, de las cuales entre 300.000 y 400.000 se han construido sin permisos municipales o sus propietarios han hecho ampliaciones sin aprobación previa, explica Christian Ponce, director de Control de Edificaciones, Catastro, Avalúos y Control Minero del Municipio. Él anuncia una campaña para informar sobre esta ordenanza, que estará vigente hasta el 10 de agosto de 2022. “Muchas veces es falta de conocimiento.., esperamos que venga la gente a regularizarse y aproveche la ordenanza”.

En Guayaquil, dueños de inmuebles ya pueden actualizar catastro y regular construcciones de una forma más sencilla

Un año después de la ordenanza, 6.105 predios (menos del 1 %) se han acogido a este beneficio y el Municipio aspira a que hasta agosto del próximo año 32.000 (5 %) predios completen el trámite.

Este proceso se puede realizar de manera virtual. Arquitectos guayaquileños han subido a la web tutoriales con los pasos a seguir, los formularios para llenar, los archivos que hay que descargar, los gráficos dibujados y el instructivo de la declaración juramentada del propietario.

“Yo estuve buscando y no hay un documento que diga instructivo para declaraciones... si me podría explicar cómo llegar a ese instructivo se lo agradecería de todo corazón”, rogaba un ciudadano en redes sociales hace una semana, mientras que el arquitecto le respondía: “efectivamente, la Municipalidad sacó del sistema el instructivo, pero puedes buscarlo en la gaceta #32 pág. 83, ya que la ordenanza fue reformada”.

La dificultad para cumplir con el trámite obliga a que se contrate este servicio, por valores de $ 250, incluso más.

Publicidad

Las dudas que los usuarios no despejan en las redes sociales se ingresan en la ventanilla universal virtual del Municipio, la misma que tarda en responder al menos 30 días. “Nuevo call center, 2594800, opción 1”, señala un minúsculo papel que entrega un funcionario al ciudadano que, cansado de escribir o llamar, acude personalmente.

El trámite de regularización de edificaciones no es el único que ha enfrentado demoras. Hasta enero pasado, el Municipio había recibido 4.074 trámites, de los cuales 2.196 estaban vencidos, dice Ponce. Estos sistemas no duermen, usted puede meter en línea a la medianoche, a la una de la mañana, mientras que las personas tienen un horario laboral”, explica, y atribuye a la pandemia los retrasos en dar respuesta a las solicitudes.

“Tengo una validación topográfica desde hace seis meses y no responden”, dice un ingeniero, y otro arquitecto refiere que hace 40 días le aprobaron un permiso y aún no le generan la tasa a pagar.

Ponce asegura que su dirección ha logrado reducir de 2.196 a 70 los trámites vencidos y que su equipo se está “poniendo la camiseta” para no dejar vencer los 1.100 trámites que están dentro de los plazos previstos. (I)

Permisos de construcción con preaprobación para obras de hasta 350 metros cuadrados

El Municipio de Guayaquil dará permisos de construcción de forma automática a quienes quieran edificar su casa o negocio en un terreno de hasta 350 metros cuadrados. Antes, esta autorización se daba en obras de máximo 150 m2. “Hemos logrado que la alcaldesa (Cynthia Viteri) nos acepte hasta 350 m2”, comenta Christian Ponce, director de Control de Edificaciones del Municipio.

A partir de 350 m2 y hasta 1.000 m2, los usuarios recibirán un permiso provisional en un mes: “Ingresa los papeles completos o incompletos y se genera automáticamente una preautorización, con eso tiene el derecho de iniciar la obra”.

En ese mes, los técnicos de la dirección municipal hacen la revisión de la documentación y si están incumpliendo con alguna norma se les notifica para que se corrija, asegura el funcionario, quien sugiere que, antes de empezar la construcción, el usuario o arquitecto conozca los requisitos que debe cumplir.

Si está incumpliendo la norma tendrá mañana que demoler lo construido para arreglarlo en base a la norma

Christian Ponce, director de Control de Edificaciones del Municipio de Guayaquil.

Los proyectos de más de 1.000 m2, como centros comerciales, pasarán por una revisión, pero -según Ponce- tomará menos tiempo. Esto, debido a que se ha reemplazado un paso que retrasaba el trámite unos dos meses y medio: la aprobación del departamento de aseo cantonal. Ahora, el usuario debe presentar el informe técnico de un ingeniero ambiental notarizado que indique que la edificación cumple con la norma de aseo. (I)

19 proyectos urbanísticos no han tenido movimiento en los últimos cinco y diez años

En Guayaquil hay 19 urbanizaciones que registran fecha de inicio de obra entre 1996 y 2012, pero no han seguido con los trámites. Cinco de ellas, como Arcos del Río (sector A), Jardines del Río, Portal al Sol (etapa II), Sorrento y Socio Vivienda (etapa II), no han reportado movimientos en los últimos cinco años, según el cabildo.

Otras catorce, como Girasol II, San Eduardo (I etapa), las etapas París, Londres, Roma y Valencia de Valle Alto, Ciudad Colón III, no han reportado movimientos en diez años.

UrbanizaciónAprobación de inicio de obraAutorización de ventaAños sin trámites
Arcos del Río (sector A)19/07/2012No registraMás de 5 años
Girasol II15/06/200609/03/2009Más de 10 años
Jardínes del Río13/12/201212/08/2013Más de 5 años
Portal al Sol (II etapa)29/03/2012No registraMás de 5 años
San Eduardo (I etapa)17/10/200729/04/1991Más de 10 años
Valle Alto (París)16/09/200405/05/2005Más de 10 años
Valle Alto (Londres)03/02/2005No registraMás de 10 años
Valle Alto (Roma)17/03/2005No registraMás de 10 años
Valle Alto (Venecia)26/01/2006No registraMás de 10 años
Ciudad Colón III29/03/200730/08/2007Más de 10 años
Colinas del Sol (etapa III)29/07/200416/09/2004Más de 10 años
Costa Country Club13/09/200213/09/2002Más de 10 años
Conjunto residencial Sindanoy (II etapa)29/12/200507/12/2007Más de 10 años
Vista Grande Stella Maris25/09/1997No registraMás de 10 años
Sorrento15/07/2010No registraMás de 5 años
Portón de Beata (lote con servicio)04/12/2008No registraMás de 10 años
Socio Vivienda (II etapa, lote con servicio)21/05/2009No registraMás de 5 años
Mirador del Norte29/06/200029/06/2000Más de 10 años
Principado de las Lomas08/01/1996No registraMás de 10 años

Catorce proyectos urbanísticos, como Bonavila, Terranostra, Lago Agrio, Ciudad Santiago (etapa 12), Bella Vita 2, iniciaron trámites de rediseños, anteproyecto, autorización de venta, recepción final, en los últimos nueve meses.

Costasol, por ejemplo, pidió al cabildo, el rediseño del proyecto, en octubre del 2020. Ocho meses después, el 10 de junio, se emitió el informe. Este tiempo “no es excesivo, no tengo quejas”, dice el presidente de la constructora Thalía Victoria, Carlos Henriques.

Mientras tanto, Jaime Rumbea, director de la Asociación de Promotores Inmobiliarios, Apive, considera que “los municipios terminan siendo uno de los mayores frenos para que haya más oferta de vivienda”. (I)