Uniformados y autoridades del Municipio de Guayaquil entregaron esta mañana a los moradores de la ciudadela Martha de Roldós las instalaciones de la nueva Unidad de Policía Comunitaria (UPC), para contrarrestar los índices delictivos en esa zona del norte de la ciudad.

Carmen Macías, una de las dirigentes de esa ciudadela, comentó que la delincuencia está “terrible”, ya que hay muchos jóvenes que consumen droga y cometen delitos, como robo y también hurto de objetos en los patios frontales, entre otros.

Vecinos replicaron su anhelo de que disminuyan los delitos y el consumo de droga en la zona.

Jorge Rodríguez, concejal y vocero del Municipio de Guayaquil, explicó que esta es una de las obras que incluye el plan integral de intervención en la Martha de Roldós para mejorar el orden, aseo y mantener la seguridad de los habitantes. Días atrás, el cabildo inauguró un nuevo centro de abastos que demandó una inversión de $ 1′319.555,89.

Acotó que con esta UPC se trabajará la alerta ciudadana con los botones de pánico para reportar novedades. Esta obra tuvo un costo de $ 274.000. (I)