GUAYAQUIL

Publicidad

En planteles hay padres que creen que se podrían tener días de virtualidad o pausa ante aumento de cuadros virales

El aumento de casos de COVID-19 e influenza inquieta en Guayaquil.

El COE dispuso el miércoles el uso de mascarillas en espacios cerrados. Foto: Jorge Villón Foto: El Universo

Publicidad

En los cursos en que da clases, el número de alumnos se ha reducido desde hace algunos días. Rosa, la docente de ese plantel del norte de Guayaquil, cuenta que hay ausencia de estudiantes debido a problemas respiratorios.

Ella no sabe con exactitud si se trata de COVID-19, influenza u otro virus. Pero se han contagiado uno tras otro y eso redujo la asistencia.

‘Es algo como si se tragara vidrio’, dicen pacientes guayaquileños diagnosticados con la variante de COVID conocida como ‘el perro del infierno’

Las clases continúan en los salones, pero hay padres que también por precaución no han enviado a sus hijos en cursos donde se han reportado casos respiratorios. “Hay padres que por estos días quisieran que se retome la virtualidad”, indica la docente, que este año tuvo COVID-19.

Publicidad

”Hay una ola de COVID-19 muy fuerte”, indicó el miércoles alcaldesa Cynthia Viteri, al hablar sobre el incremento de males respiratorios que se reportan en centros de salud y el hospital Bicentenario.

Durante la última semana epidemiológica, la número 48, se registraron 1.810 casos. La cifra, según datos del Municipio de Guayaquil, registra un incremento importante si se considera que hace tres semanas había unos 320.

Parte de los contagios se están registrando en las aulas, aunque ya los casos no se están reportando a los distritos.

Publicidad

COE dispone uso obligatorio de mascarilla en lugares cerrados por aumento de enfermedades respiratorias

En otra escuela del norte de Guayaquil, los padres están preocupados por el aumento de casos de males respiratorios. La inquietud surge por la mezcla de virus que andan y porque no todos acuden de inmediato a consultas debido a que los asocian a resfriados comunes.

Danny, profesor de un plantel, tuvo que estar en casa varios días debido a que se contagió de influenza en su trabajo y desarrolló síntomas que lo indispusieron.

Publicidad

Ante el escenario, ya algunos establecimientos volvieron a activar controles más estrictos para que los alumnos anden con mascarillas en los salones para contener contagios. Otros han comenzado a enviar mensajes a padres para insistir en que envíen a los chicos con mascarillas.

Un padre de familia comentó que se podrían considerar unos días de virtualidad o una pausa para evitar que los contagios aumenten en este mes de festejos.

Este año, a diferencia del anterior, en que hubo una pausa por las festividades, no se consideran días consecutivos de descanso. Solo se limitan a los dos lunes: 26 de diciembre y 2 de enero.

Por el aumento de enfermedades respiratorias, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) emitió —este miércoles, 7 de diciembre— varias directrices, entre las que se incluyen el uso obligatorio de mascarilla en espacios cerrados, uso recomendado en lugares abiertos, aplicación de dosis de refuerzo y aumento de servicios.

Publicidad

El COE recomendó el uso del tapabocas en espacios abiertos donde haya eventos masivos y en aglomeraciones donde no se pueda mantener un distanciamiento físico; también, mantener lavado de manos, uso de alcohol en gel y distanciamiento.

Otra sugerencia a la población fue la de realizarse pruebas de COVID-19 de existir sintomatología respiratoria y que se haga aislamiento voluntario durante cinco días a partir del inicio de la sintomatología o prueba positiva de coronavirus o influenza. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad