Tener ganas de preguntar algo al docente en el momento justo de la explicación y no poder hacerlo sino hasta que este se percate de que el estudiante está solicitando la palabra, a través de un ícono, es desesperante en palabras de Nicolás Santana, un joven que sigue la carrera de Comunicación Social en la Universidad Politécnica Salesiana (UPS).

Por eso, el estudiante de quinto semestre dice tener expectativa ahora que dicho centro superior implementará la modalidad híbrida (virtual y semipresencial) a inicios de noviembre del año en curso, luego que desde la pandemia del COVID-19 se mantuviera únicamente el sistema en línea.

“Uno tiene alguna pregunta, entonces uno tiene que aplastar un ícono donde se alza la mano, en el Zoom, y esperar a que el profesor vea que tú tienes alzada la mano del ícono para poder hacer la pregunta, por ende, tú vas a perder el hilo y no vas a tener la misma pregunta que ibas a hacer”, comenta Santana, de 21 años.

43 centros superiores de Ecuador ya tienen aprobado su plan de retorno progresivo y voluntario a las aulas en el contexto de la pandemia del COVID-19

La Universidad Politécnica Salesiana es uno de los centros superiores que ya tienen aprobado su plan de retorno progresivo y voluntario a las aulas. Hasta septiembre pasado, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional autorizó el regreso de 43 instituciones.

Publicidad

Mantener un distanciamiento de 2 metros entre cada banca, que las aulas estén dotadas de equipos para transmitir las clases de manera virtual, disponer utensilios de desinfección, control frecuente de temperatura son, entre otras, las medidas que se deben cumplir en las instituciones en el contexto de la pandemia.

En muchos centros educativos el retorno semipresencial se dará desde noviembre, y en el caso de estudiantes que van a cursar el primer semestre de sus respectivas carreras, será la oportunidad para tener el primer contacto físico con las universidades o institutos tecnológicos en los que se prepararán.

Nicolás Santana, de la UPS, menciona que su carrera tiene componentes prácticos que con la virtualidad se dificulta un poco cumplir. Ahora, en el quinto semestre, le toca ver la materia de Coproducción de Televisión y Noticias de Radio, y por eso dice que la semipresencialidad le será útil.

“En eso de ley tengo que estar presencialmente, porque si no, no voy a poder captar las directrices que da el profesor o la profesora cuando me toque hacer, por ejemplo, presentación, me toque producir o me toque estar en cabina con los implementos necesarios”, expuso el joven.

En otras universidades que adoptaron la semipresencialidad desde hace poco también hay entusiasmo entre los estudiantes ya que esto ha permitido, en algunos casos, que los compañeros se conozcan recién e interactúen más abiertamente.

Miriam Granda empezó en abril el primer semestre de Marketing en la Universidad Casa Grande. Cuenta que al principio le resultó complejo entablar confianza con sus compañeros, desde la virtualidad, puesto que todos eran nuevos. Lo mismo ocurría cuando le asignaban trabajos en grupo.

Publicidad

“Algunos compañeros decían: ‘Sí, sí, ya mismo hacemos’. Y no se conectaban, tú te desesperabas. No es lo mismo que estar en presencial, que la profesora diga: ‘Bueno, grupos de cuatro, reúnanse’, y eso se hace rápido, haces ahí mismo los trabajos”, comenta la joven.

Conozca la oferta académica disponible en institutos tecnológicos y universidades de Ecuador para el segundo periodo de 2021

Desde el mes pasado, Granda tomó dos materias en modalidad semipresencial: Planificación Empresarial y Comportamiento del Consumidor, que ve los lunes y miércoles, de 10:00 a 12:45, en su orden. Se trata de dos de seis asignaturas que le corresponden en el semestre.

En el aula de clases son de diez a doce personas incluyendo al docente, refiere ella, y agrega que eso ha mejorado la interacción. “Ahora me gusta conocer nuevas personas y creo que eso es algo que me ha dado la presencialidad de sentirme más segura”, remarca la estudiante.

En centros superiores como la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil, carreras como Medicina se alistan también para el retorno progresivo de su estudiantado. (I)