Karina Ramos y Ronald Anchundia, padres de los nuevos quintillizos que nacieron en el hospital Alfredo G. Paulson el pasado 21 de octubre, recibieron esta mañana diversos beneficios otorgados por la Junta de Beneficencia de Guayaquil.

Médicos indicaron que los neonatos nacieron de 32 semanas gestacionales y que se mantienen en incubadoras en dicho sanatorio debido a su bajo peso. Nacieron con un promedio de 1.400 gramos.

El acto de entrega del apoyo económico a esta familia se desarrolló la mañana de este martes 25 en el auditorio del hospital Roberto Gilbert, situado junto al Alfredo Paulson, en la ciudadela Atarazana, en el norte de la urbe.

Entre los beneficios entregados constan un salario por dos años para los padres, acompañamiento en salud preventiva en sus primeros cinco años de vida, acompañamiento educativo con becas, además de cuidados posnacimiento.

Estos mismos beneficios se le entregaron a la familia Campoverde Salazar, que también tuvo quintillizos hace cuatro meses.

El pasado 21 de octubre, Ramos dio a luz a tres varones y dos mujeres mediante cesárea. Para ello, un equipo integral de quince neonatólogos, dos anestesiólogos, cuatro ginecólogos y personal de enfermería distribuidos en tres quirófanos colaboraron en el alumbramiento. (I)