Octavio Asmal comenzó hace quince años un emprendimiento ligado a la venta de cárnicos en el mercado de la calle José Mascote, en el centro sur de Guayaquil. Primero arrancó con la venta al menudeo a los clientes del sector.

A medida que el negocio crecía comenzó a aprender sobre cortes e implementar mejoras en atención al servicio al cliente. “Fui creciendo según iba mejorando mi producto y la atención”, recuerda Asmal de sus inicios.

Con el paso de los años compró maquinarias y comenzó a trabajar con varios proveedores para incrementar el volumen de ventas en el mercado. Sus productos empezaron a comercializarse en otros canales como locales y restaurantes.

“Luego, la necesidad de expandirse nos llevó a hacer una planta de procesos en la cual dimos un paso hacia la distribución, llegar a más locales, restaurantes y llegar a procesar cerdos”, manifestó Asmal.

Publicidad

El procesamiento se inicia desde la compra del cerdo, la faena y se concluye en planta hasta realizar los diferentes cortes, explicó el comerciante.

La motivación de expandir su negocio lo llevó a planificar la incursión con otro canal de venta: un supermercado de carnes. Antes de que se desate la pandemia de COVID-19 adquirió un terreno en la vía a la costa. El 2020 comenzó a construir el local, que empezó a operar en febrero del presente año.

De 38 años, Asmal bautizó ese supermercado como El Buen Corte, cuya especialidad es la venta de carne de cerdo y res. Está ubicado en el kilómetro 11 de la vía a la costa, una zona que ha crecido por la expansión de nuevas urbanizaciones.

Octavio Asmal es propietario del supermercado de carnes El Buen Corte. Foto: Ronald Cedeño

Con ese nuevo emprendimiento, Asmal entró a competir en el segmento de supermercados cárnicos, una línea de negocio que está en crecimiento en la ciudad. Precisamente, algunos de esos negocios nacieron como pequeños emprendimientos en locales de la zona de la Pedro Pablo Gómez. Varios de esos actualmente son cadenas con sucursales en los cantones del Gran Guayaquil.

“Para ser un año difícil, en estos cuatro meses, ha sido una aceptación bastante buena, porque lanzarse a un mercado donde existen cadenas de supermercados tan potentes y grandes es bastante retador poder competir, pero a su vez sí hemos tenido la aceptación válida”, comentó Asmal.

Una de las particularidades de El Buen Corte es que ofrecen el servicio de parrillada en los exteriores del local, donde se han instalado mesas, sillas, carpas y una pantalla gigante.

Publicidad

Los usuarios que compran carnes en este establecimiento pueden solicitar a los chefs del sitio que las preparen para consumirlas en ese espacio que da a la vía principal.

“La tendencia de los negocios cárnicos es dar a probar, que el cliente pueda degustar de lo que vendemos, entonces hemos optado por la estrategia de llegar al cliente mostrando nuestro producto, o sea, que pueda ver y degustar a su vez lo que va a llevar a la mesa de su casa”, explicó Asmal.

El comerciante mantiene su local en el mercado de José Mascote y aspira a abrir otra sucursal de El Buen Corte, en la vía a la costa.

Carvis, una nueva alternativa de autoservicio en la vía a Salitre

En el kilómetro 13,5 de la vía Salitre-Samborondón está ubicado el supermercado de carnes Carvis, en el interior de Plaza Vermont.

Rafael López, gerente de operaciones de Carvis, calificó al sitio como “un nuevo concepto de supermercado”. “Entra en el tipo de tienda de conveniencia o supermercado elegante, que se caracteriza por el servicio que ofrece y los artículos de calidad que vende”, dijo.

Rafael López es gerente de operaciones del supermercado de carnes Carvis. Foto: Jorge Guzmán

Carvis comenzó a operar en agosto del 2020 en esa zona de la provincia del Guayas. López comentó que el impacto que ha generado la ubicación de la plaza ha sido positivo, pues al sitio acuden familias desde urbanizaciones de las avenidas Samborondón, León Febres-Cordero (La Aurora) y la vía Samborondón-Salitre.

“Recién tenemos un año y cuatro meses y realmente ha sido una experiencia fantástica la aceptación que ha tenido (el supermercado) por el servicio que damos, sobre todo en este tiempo de pandemia que la gente ha estado un poco complicada tanto emocionalmente como en la parte económica, busca un lugar en donde pueda encontrar tranquilidad, un valor agregado que aquí lo encuentra”, sostuvo López.

En los exteriores de la plaza, los usuarios que compran carnes pueden solicitar a los chefs parrilleros que las preparen. Este servicio es To Go, es decir, los clientes esperan en sus vehículos hasta que el producto esté listo.

“Muchas familias vienen, esperan un rato en nuestras instalaciones y se llevan el corte ya hecho para su casa, por lo que ya no salen a un restaurante a comer”, manifestó López.

Agregó que una de las novedades que ofrece el supermercado son los precios asequibles de sus productos. (I)