Una mujer permanece en cuidados intensivos en un hospital de Guayaquil luego de recibir un disparo en el glúteo mientras era asaltada en el cantón Pedro Carbo, provincia del Guayas.

Ocurrió la noche del lunes cuando ella, en compañía de su esposo, regresaba de una farmacia comprando medicamentos para sus hijos.

Tres hombres se acercaron y bajo amenazas les habrían quitado $ 200. Uno de ellos le disparó en dos ocasiones pero solo una de las balas la impactó y se alojó en la zona intestinal, detalló el fiscal César Matías.

El funcionario explicó que los sujetos fueron detenidos minutos después cerca del sector de Sabanilla, dentro de un taxi, pues un testigo los siguió, los vio subirse a un taxi y siguió al vehículo hasta que la policía los interceptó. La víctima los reconoció a través de fotos.

Quien conducía el vehículo también fue detenido pero luego quedó en libertad al demostrar que se trataba de un marino y que supuestamente fue amenazado para hacer la carrera a los tres hombres.

Matías indicó que uno de los implicados sería un menor de 15 años que quedó con internamiento preventivo y que de los dos mayores, solo el que habría disparado recibió la prisión preventiva.

"Esa fue la decisión de la jueza", dijo el fiscal que investiga el caso como un robo agravado, por el que los hombres podrían permanecer hasta 7 años en prisión.

Roger Sánchez, abogado de la víctima, contó que la mujer está consciente a pesar de que la bala rozó su vejiga e intestinos y que se estaría evaluando intervenirla quirúrgicamente para controlar un sangrado interno.(I)