Una iniciativa con la que se busca generar mecanismos de resiliencia para comunidades afectadas por diversas crisis fue lo que se puso en marcha en las parroquias Chillogallo, Calderón y Tumbaco.

Laboratorio de Sueños se denomina la propuesta que impulsa Unicef, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo , ConQuito y Tandari -Asamblea de los Jóvenes por la Sostenibilidad-.

Juan Enrique Quiñónez, representante adjunto de Unicef Ecuador, explicó que se lanzó este proyecto piloto durante la crisis de movilidad humana que afectaba a la población venezolana y se aprobó el mismo durante la pandemia del COVID-19.

"Lo que busca el laboratorio de los sueños es generar procesos en las comunidades en donde adolescentes y jóvenes puedan estudiar la problemática que enfrenta su comunidad y proponer soluciones a través de proyectos innovadores", contó.

Los jóvenes se podían registrar en el siguiente enlace hasta el 3 de noviembre y presentar iniciativas que contribuyan a generar mejores condiciones para ellos mismo y sus comunidades. Hasta el último viernes se tenía 60 aplicaciones de proyectos, varios de ellos estaban vinculados a generar actividades productivas para la población con discapacidad, generar procesos productivos para jóvenes, articulación de cadenas productivas, entre otros.

También se darán talleres que les ayudarán a desarrollar sus actividades, así como podrán acceder a un capital semilla para su ejecución, esto último será a las propuestas que tengan los mejores resultados.

"Lo que se buscaba era realmente encontrar parroquias donde existe una alta concentración de población adolescente por lo que existe bastante exclusión en términos de oportunidades laborales y educativas y en donde además existan diferentes nacionalidades, se buscaba realmente realmente que sea un proceso en el que se fueran identificando aquellas comunidades por diferentes oportunidades, pero a su vez diferentes desafíos", dijo. (I)