El cierre del banco Silicon Valley ocurre luego de anunciar que busca urgentemente liquidez. Debido a la situación que preocupa a todo el sector financiero, la cotización de sus acciones fue suspendida en la bolsa de Nueva York.

El banco fue cerrado este viernes por el Departamento de Innovación y Protección Financiera de California, que nombró a la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) como síndico, dijeron las autoridades en un comunicado.

La FDIC dijo que los depositantes tendrán acceso completo a sus depósitos asegurados a más tardar el lunes por la mañana. La agencia federal asegura a cada depositante hasta por lo menos $250.000.

Publicidad

El Silicon Valley Bank (SVB) es un banco californiano especializado en el sector tecnológico, que tiene negocios principalmente con fondos que invierten en empresas que no cotizan en bolsa.

Poco conocido para el público, es el decimosexto banco estadounidense por el tamaño de sus activos.

El grupo, que actúa en Estados Unidos, Europa, Asia e Israel, ofrece servicios financieros entre otros a start-up, desde simples cuentas bancarias a asesoría para capitalizarse.

Publicidad

SVB señala en su web que trabaja con cerca de 50% de las empresas tecnológicas.

¿Qué problemas enfrenta?

La matriz de este banco, SVB Financial Group, anunció el miércoles que intentaría reunir 2.250 millones de dólares en fondos frescos.

Publicidad

El grupo vendió rápidamente un portafolio de 21.000 millones de dólares de títulos financieros, con una pérdida estimada de 1.800 millones.

SVB busca fortalecer sus finanzas, fragilizadas por retiros de clientes.

Según The Wall Street Journal, que cita a fuentes cercanas al sector bancario, fondos de inversiones aconsejaron a empresas que retiren su dinero de SVB y, en reacción, el director general del banco exhortó el jueves a sus clientes “a no retirar sus depósitos y no sembrar el miedo o el pánico”.

Pero el viernes por la mañana, la cotización de las acciones de SVB fue suspendida en la bolsa de Nueva York en espera de una comunicación de la empresa, luego de una caída de 60% de sus títulos el jueves y un descenso de más de 60% nuevamente en los intercambios electrónicos previos a la apertura.

Publicidad

Según CNBC, el banco no logró obtener el capital necesario y negocia su venta a otra entidad bancaria.

Muy ligado a las empresas tecnológicas, el SVB sufre por el deterioro del sector: la brusca subida de tasas de interés en Estados Unidos que afecta a un ramo muy dependiente del financiamiento para crecer, sumado a las dificultades de aprovisionamiento de semiconductores y al débil apetito de los inversores por los valores tecnológicos, marcan el final de la euforia tecnológica tras la pandemia.

La capitalización bursátil de empresas tecnológicas se derrumbó en 2022, y los anuncios de despidos masivos entre las firmas de Silicon Valley se multiplican desde hace meses.

El alza de los tipos de interés resuelta por la Reserva Federal (Fed, banco central), también afecta a las instituciones bancarias.

Los bancos toman dinero a corto plazo para otorgar créditos a mediano y largo plazo, un modelo que perjudica sus perspectivas en un contexto de tasas altas. (I)