El Ministerio de Energía y Minas suscribió un convenio de mediación con la empresa privada Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) Ecuador, cuyo propósito es “garantizar un traspaso ordenado de la infraestructura, pasivos y activos relacionados con el oleoducto al Estado ecuatoriano”, informó la cartera de Estado el viernes 19 de enero.

El convenio surgió debido a que la transferencia, que estaba programada para el 20 de enero de este año, “ha experimentado algunos impases técnicos, así como la imposibilidad del cierre de las mesas de transición, por lo que se requiere la continuación de negociaciones entre ambas partes”, precisó el ministerio, al tiempo de reconocer que la empresa privada colabora con el proceso.

En las mesas de transición se han evaluado y buscado soluciones para contingencias relacionadas con la capacidad de transporte actual del oleoducto.

Publicidad

La ministra Andrea Arrobo participó como testigo de honor en la suscripción del convenio, acto en el que estuvo presente Jorge Vugdelija, presidente ejecutivo de OCP Ecuador.

La construcción del OCP representó una inversión de $ 1.475 millones y al cumplirse 20 años del contrato de concesión a la empresa privada -firmado el 14 de noviembre de 2003-, el oleoducto debe pasar a manos del Estado ecuatoriano.

El OCP apareció como un mecanismo de transporte de crudo adicional al Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE). Este nuevo ducto estaba destinado a transportar crudo pesado, que principalmente se obtenía del sector nororiental del país.

Publicidad

La infraestructura tiene 485 kilómetros de trayecto. En su tramo ascendente pasa por cuatro estaciones de bombeo: Amazonas, ubicada a cinco kilómetros de Nueva Loja; Cayagama, ubicada en Gonzalo Pizarro, en la provincia de Sucumbíos. Además, Sardinas, en el valle del Quijos, en Napo, 1.802 metros sobre el nivel del mar; y Páramo, en Papallacta, también en la provincia de Napo, a 2.862 metros de altura.

De acuerdo con la empresa, existen también dos estaciones de reducción de presión: Chiquilpe y Puerto Quito, ubicadas en el tramo de descenso de la tubería, después de haber llegado, en su punto más alto, a 4.064 metros sobre el nivel del mar. (I)