La mañana de este lunes 21 de junio, habitantes de San Lorenzo del Pailón realizan una marcha de reclamo a las autoridades, fuerza pública y operadores de justicia en las calles de esta población fronteriza del norte de Esmeraldas.

Esta protesta pacífica denominada ‘Unidos por la paz y la vida’ se dio luego de las dos muertes violentas y robos a locales y personas registrados en las últimas dos semanas.

“Con esta movilización exigimos acciones urgentes para contrarrestar estos delitos”, manifestó Lorena Valencia, activista del Frente de Mujeres Unidas por el Cambio.

Expresión similar se evidenció en pancartas, camisetas blancas de los ciudadanos que participaron en la marcha y en las aceras. La caravana se inició cerca de las 10:00 de este lunes desde la avenida Camilo Ponce y siguió hasta el parque del malecón de San Lorenzo.

El alcalde de San Lorenzo, Gleen Arroyo, señaló que la movilización de este lunes pretende exhortar al Gobierno, Policía Nacional y Fuerzas Armadas para que se refuerce la seguridad en esta zona fronteriza.

“San Lorenzo es una jurisdicción pacífica, pero por ciertos delitos nos catalogan como una población violenta”, indicó.

A la protesta también se unieron el padre Julio Cangá, párroco de la iglesia San Daniel Comboni, y la asociación de venezolanos y colombianos residentes en la población fronteriza. (I)