PORTOVIEJO

Un grupo de ciudadanos sacó el cadáver de un joven y lo paseó por varios sectores recónditos del lugar donde vivía. El hecho sucedió la tarde del lunes 29 de noviembre en el sector de El Florón, en el este de Portoviejo.

Aquello se dio como acto previo a la sepultura de Sandy Cedeño Menéndez, quien había sido asesinado en el interior de una casa donde se realizaba un velorio en el mismo sector de la capital manabita, cerca de las 00:30 del domingo pasado.

En varios videos que se viralizaron en redes sociales se evidenció a los ciudadanos que, en medio de gritos y acciones pocos comunes, como rociar el féretro con agua mezclada entre alcohol y marihuana, cargan el cuerpo del joven y lo suben a una motocicleta.

Publicidad

Con ayuda de dos de sus amigos, el cuerpo es llevado en motocicleta a recorrer vías del sector.

Asimismo, la despedida del joven fue acompañada por rondas de motocicletas alrededor del ataúd e incluso otro hombre se metió y recostó en la caja mortuoria junto al cadáver. “¡Es mi hermano, es mi hermano!”, respondía el hombre cuando le pidieron que saliera del ataúd de Cedeño para continuar con el recorrido hasta el cementerio de ese populoso sector periférico de Portoviejo.

Sobre la muerte de Cedeño, de 21 años, aún no hay detenidos ni tampoco se han establecido las razones por las que fue asesinado con ocho disparos mientras asistía a un velorio.

El pasado fin de semana, dos hombres armados ingresaron a una vivienda donde se realizaba un velorio y atacaron a Cedeño.

Luego del hecho, allegados y vecinos de la victima lo condujeron hasta el hospital Verdi Cevallos de Portoviejo, donde los médicos de esa casa de salud comprobaron su deceso.

Cedeño llevaba un mes de haber salido de la cárcel por tráfico de sustancias sujetas a fiscalización, confirmó Pablo Ramírez, comandante de la zona 4 de Policía Nacional.

“De acuerdo a versiones de la familia habría tenido un tipo de amenaza, pero la misma no fue comunicada a la Policía Nacional, tampoco denunciada y lamentablemente ocurrió este hecho, estamos realizando las investigaciones correspondientes, de tal manera que en los próximos días tendremos resultados positivos”, declaró Ramírez, quien acotó no haber observado los videos viralizados.

En otras ciudades del país, como en las provincias de Los Ríos y Guayas, se han registrado otras despedidas particulares con bailes e incluso disparos al aire.

En algunas ocasiones, conocidos del fallecido también mueven el ataúd al ritmo de su música favorita. (I)