PORTOVIEJO

El presunto hurto de 3.100 dosis de insulina y 744 dosis del sedante clonazepam del interior de la bodega de la coordinación zonal 4 del Ministerio de Salud Pública (MSP) es parte de una investigación que ejecuta la Fiscalía, en Portoviejo.

La denuncia fue hecha por Leonor Zambrano, coordinadora zonal 4 del MSP, luego de que, tras varias auditorías realizadas en esta entidad, detectó la aparente falta de medicamentos: el primero de ellos para pacientes con diabetes, y el segundo, un sedante que solo es administrado con vigilancia médica.

La mañana de este viernes 15, Vicente Párraga, fiscal de Soluciones Rápidas 1 de la Fiscalía en Portoviejo, lideró un allanamiento a la bodega de la coordinación zonal 4. Ahí se solicitó a cinco funcionarios de esa área facilitar sus teléfonos celulares para verificar si en los móviles habría alguna información respecto a la indagación sobre las medicinas.

Publicidad

En esta indagación, el perjuicio al Estado podría llegar a los 50.000 dólares en caso de comprobarse la salida de las medicinas.

“Son tres allanamientos (uno en coordinación zonal 4) y en casa de dos personas, que nos autorizó el juez… Son funcionarios de bodega, de la coordinación zonal”, declaró Párraga, quien no dio más detalles de la investigación.

Allanan el hospital Verdi Cevallos de Portoviejo por denuncia de supuesta falsificación de firmas en compra de insumos médicos

Tres son las investigaciones que ha solicitado Zambrano para verificar presuntas anomalías dentro de la coordinación zonal 4 del MSP, y que se busca garantizar la transparencia en la administración.

“Se denunció mediante oficios el hurto de medicación. Estas medicaciones son estupefacientes, que incluso no solamente se puso la denuncia en la Fiscalía, sino que también se ha solicitado la investigación por parte de la Contraloría General del Estado, se ha puesto también en conocimiento de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa)”, señaló Zambrano.

En un mes, dos entidades adscritas al MSP, en Manabí, están bajo investigación previa de Fiscalía. El pasado 15 de septiembre se allanó la oficina administrativa de hospital Verdi Cevallos Balda de Portoviejo para investigar una presunta falsificación dentro del proceso de compra de medicamentos durante la pandemia. Y ahora esta indagación por presunto hurto en las bodegas de la coordinación zonal 4 del MSP.

El pasado martes, la oficina de Soluciones Rápidas 1 de la FGE en Portoviejo también allanó la oficina administrativa de la coordinación zonal 4 del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), como parte de una indagación abierta por una presunta falsificación de documentos en un convenio con una fundación en Manabí. (I)